Público
Público

Alonso dice que las acusaciones de chantaje del PNV se deben a su propio nerviosismo

EFE

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, ha enmarcado hoy las acusaciones de chantaje que hizo el PNV al presidente del Gobierno en el "nerviosismo" existente en la formación nacionalista "en un contexto preelectoral", ante el "callejón sin salida" en que le ha situado el plan Ibarretxe.

En una entrevista ofrecida por ETB y recogida por Efe, Alonso ha dicho que "no son ciertas" las acusaciones que realizaron el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, y la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, cuando aseguraron que el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, trata de "chantajear" y pone condiciones a dicho partido cuando defiende que los socialistas transferirán a Euskadi las competencias previstas en el programa del PSE-EE si los nacionalistas acatan la Constitución.

Según el portavoz socialista, "el PNV está muy nervioso porque Ibarretxe ha metido a ese partido en un problema muy serio al presentar un plan que es claramente inconstitucional, que no tiene ningún recorrido jurídico y que afecta de forma negativa a la convivencia entre los vascos".

Además, ha situado esa actitud "en un contexto preelectoral claro" y ha alertado de que el anuncio de los planes del lehendakari sobre la celebración de una consulta "está afectando ya" al desarrollo económico y social del País Vasco y también pudiera repercutir en la confianza "desde la perspectiva europea".

La postura del PSOE y del Gobierno contra la celebración de la consulta está basada en criterios de respeto a la legalidad y "nada tienen que ver con traspasos de competencias", ha aclarado.

También ha considerado que "ese nerviosismo en el PNV" puede afectar a un posible "deterioro" en las relaciones del grupo del que es portavoz en el Congreso con el que preside Josu Erkoreka, "porque está en un callejón de difícil salida y la propia base social del PNV está clarísimamente preocupada por el llamado plan Ibarretxe", aunque ha recalcado la disposición al diálogo por parte del PSOE.

Sobre las mociones de censura que el PSE-EE de Guipúzcoa va a presentar en algunos ayuntamientos gobernados por ANV, Alonso ha confiado en que "el PNV y todos los partidos democráticos tengan clara" la necesidad de desalojar de las instituciones locales "a quienes no condenan la acción de los terroristas" y ha dicho que esas iniciativas "son una obligación de ética democrática elemental".

Más noticias de Política y Sociedad