Público
Público

Alonso: "Sé que existe una posibilidad real de que la F1 se acabe"

El piloto de Renault cree que en el caso de que se produzca una ruptura y acaben generando dos campeonatos, "saldría perdiendo todo el mundo"

Fernando Alonso ha llegado a Silverstone para poner otro nubarrón en el futuro de la F-1 tras las amenazas de Ferrari de abandonar el 'circo'. La víspera del comienzo del Gran Premio de Gran Bretaña y del anuncio por parte de la FIA de la lista definitiva de equipos inscritos en el Mundial del año que viene, que sabe que "existe una posibilidad real de que la Fórmula Uno se acabe".

"Parece que mañana es el día en el que se decide todo. Hay gente más optimista, hay gente menos optimista... A ver lo que pasa", dijo.

Quiero pensar que van a encontrar una solución de aquí a mañana y que el año que viene vamos a estar en la Fórmula Uno como los hemos hecho los últimos años. Pero también sé que existe una posibilidad real de que la Fórmula Uno se acabe", señaló el bicampeón español.

El piloto de Renault afirmó además que en el caso de que se produzca una ruptura y acaben generando dos campeonatos, "saldría perdiendo todo el mundo".

"Supongo que la Fórmula Uno dejaría de existir porque es imposible que con los equipos pequeños (el campeonato) tenga interés. Una competición paralela con los equipos grandes tendría un pelín más de emoción y de fuerza, pero aun así saldría perdiendo", añadió el español.

Fernando Alonso comentó que los pilotos están "de acuerdo con los equipos, que son los que han hecho grande este espectáculo, son los que ponen el dinero y ponen los coches". "Nosotros iremos a donde vayan los equipos. Son los que nos pagan, tenemos contratos con ellos y estamos encantados así", comentó.

"Si la FIA no quiere a los equipos grandes, correrá con los equipos pequeños. Aunque esperemos que mañana encuentren una solución. Si los equipos grandes se van, la F1 seguramente se acabe y puede que los nuevos equipos no corran en ninguna categoría", agregó.

Sin embargo, Alonso señaló que es optimista y que espera que "algo bueno pase". "Sabemos que no es tan fácil. Los que se han dicho uno a otros (FIA y asociación de equipos) no ha sido precisamente cariñoso", recordó.

"Si no hay solución, el siguiente paso sería que los grandes equipos hagan un nuevo campeonato, y ahí tendríamos la Fórmula Uno de verdad, con la tecnología, con los mejores equipos luchando contra los mejores equipos, y los mejores pilotos contra los mejores pilotos. Y ahí es donde yo quiero estar", afirmó.

La FIA, que pretende establecer desde el año que viene un límite presupuestario voluntario para las escuderías, anunciará mañana la lista de equipos definitivos inscritos en el Mundial del 2010.

Los equipos deben decidir casi de un día para otro si aceptan o no el acercamiento propuesto por el presidente de la FIA, Max Mosley, que parece ceder en elevar el límite de presupuesto de 46 hasta 100 millones de euros y aceptar la base del Pacto de la Concordia de 1998, o si lo quieren por escrito y firmado antes de retirar su inscripción condicional en el campeonato. Si no la retiran, la FIA deberá inscribir 10 nuevos equipos y añadirlos a los tres inicialmente apuntados: Campos, Manor y USF1.

El piloto británico Jenson Button (BrawnGP) llega a 'su' carrera como indiscutible líder del Mundial decidido a prorrogar su dominio en Silverstone, octava cita del Campeonato, que se despide del calendario para ceder el testigo a partir de 2010 al trazado de Donington Park.

 El inglés, que se ha impuesto en seis de las siete carreras precedentes, llega al ecuador del Mundial con ganas de lucirse ante su afición y devolverles con un triunfo los ánimos de los últimos años, en los que su rendimiento no estuvo al nivel deseado por los hinchas británicos.

Con 26 puntos de renta sobre su compañero de equipo, el brasileño Rubens Barrichello, Button es el favorito indiscutible para subir a lo más alto del cajón el próximo domingo, aunque el carioca, que se impuso en 2003, no se lo pondrá fácil.

Más noticias de Política y Sociedad