Público
Público

Alrededor de 65 inmigrantes intentan entran en Melilla aprovechando el temporal

La Guardia Civil ha precisado que fueron alrededor de 65 los inmigrantes subsaharianos que han protagonizado el intento de entrada en Melilla desde Marruecos, aprovechando la crecida de un arroyo tras el fuerte temporal que azotó la zona el fin de

Reuters

La Guardia Civil ha precisado que fueron alrededor de 65 los inmigrantes subsaharianos que han protagonizado el intento de entrada en Melilla desde Marruecos, aprovechando la crecida de un arroyo tras el fuerte temporal que azotó la zona el fin de semana.

La Guardia Civil ha conseguido interceptar a 17 de los inmigrantes que en la mañana de este lunes han entrado en Melilla aprovechando que las compuertas de la valla del perímetro se encontaban abiertas como consecuencia de las lluvias registradas este domingo en la ciudad autónoma.

Según ha informado el instituto armado, los inmigrantes han aprovechado que el sistema de seguridad del arroyo Mezquita, muy próximo al puesto fronterizo de Beni Enzar, se encontraba abierto por las fuertes precipitaciones para acceder a territorio español.

El asalto se produjo cerca del paso fronterizo de Beni-Enzar a través del cauce del arroyo Mezquita cuando los inmigrantes aprovecharon que las compuertas de seguridad no estaban totalmente operativas por las fuertes lluvias, informó el lunes la Delegación en un comunicado.

Los subsaharianos sortearon la vigilancia de los agentes de la Guardia Civil que desde ayer reforzaban el perímetro fronterizo, sobre todo en los cauces afectados por las crecidas, agregó.

Según la nota, al cerrar las puertas del puesto fronterizo para evitar la entrada de los inmigrantes, alrededor de 45 de ellos se dirigieron al arroyo situado a escasos metros de Beni Enzar y, "aprovechando que las compuertas de la sirga tridimensional estaban abiertas con motivo de las lluvias torrenciales", lograron acceder a Melilla a través del cauce anterior.

Alguno de los inmigrantes consiguió su objetivo de entrar en la ciudad autónoma, dispersándose posteriormente por distintos barrios, por lo que se puso en marcha un dispositivo de seguridad que, hasta el momento, ha permitido la localización de 17 de ellos.

Los subsaharianos localizados están siendo puestos a disposición del Cuerpo Nacional de Policía, en aplicación de la vigente Ley de Extranjería.

Melilla se quedó el domingo aislada por mar y aire a causa del fuerte temporal, la tercera vez que padece inundaciones en el mes de octubre.

Las lluvias torrenciales desbordaron incluso el normalmente seco río de Oro de la ciudad, donde en una hora llegó a caer 43 litros por metro cuadrado a media mañana.

La tromba de agua forzó a interrumpir el tráfico marítimo y aéreo y también se cerraron los puestos fronterizos con Marruecos de Farhana y Beni-enzar. La valla fronteriza perimetral sufrió una rotura de 30 metros.

Las imágenes de televisión mostraron calles anegadas, así como ruedas, árboles y enseres arrastrados por la corriente torrencial.

Este fin de semana se han recogido más de 105 litros por metro cuadrado y las previsiones meteorológicas indicaban que las lluvias continuarían.

Más noticias de Política y Sociedad