Público
Público

Amano busca en Teherán más colaboración de Irán en supervisión nuclear

EFE

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, llegó hoy a Teherán en busca de un acuerdo para una mayor colaboración en la supervisión de su programa nuclear, que zanje las dudas pendientes sobre una posible vertiente militar, informaron medios locales.

La visita se produce dos días antes del encuentro previsto en Bagdad, el 23 de mayo, entre la representación de Irán y las potencias del Grupo 5+1, compuesto por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania, para tratar la cuestión nuclear iraní.

Amano ha viajado a Teherán junto con el director adjunto para Asuntos Políticos del OIEA, Rafael Grossi, y el jefe de Desarme, Herman Nackaerts, para reunirse hoy con el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional y jefe negociador en materia nuclear de Irán, Saud Jalili.

Además de Jalili, la dirección del OIEA, que fue recibida en el aeropuerto de Teherán por Ali Asghar Soltanieh, embajador de Irán ese organismo, tiene previsto reunirse también con el ministro iraní de Exteriores, Ali Akbar Salehi, y el director de la Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI), Fereydun Abasi.

Irán y el OIEA reanudaron sus encuentros los días 14 y 15 de mayo pasados en Viene, donde ambas partes reconocieron "avances", tras los fracasos de las dos últimas visitas de misiones de alto rango del Organismo a Teherán, en enero y febrero pasados.

De tener éxito esta visita de Amano a Teherán, podría facilitar la negociación con el 5+1, en la que Irán reclama el levantamiento de las sanciones internacionales, en especial la referidas las materias petrolera y financiera impuestas por EEUU y la UE.

Salehi ha dicho que las conversaciones de hoy en Teherán "serán sobre una nueva modalidad de trabajo para ayudar a aclarar las ambigüedades y responder a la agencia (nuclear de la ONU)" acerca de sus sospechas sobre una posible vertiente militar del programa nuclear iraní, pero descartó las inspecciones en esta visita.

EL OIEA intentará acordar un nuevo protocolo de inspecciones en Irán que evite las sospechas de que el programa nuclear iraní puede tener una faceta armamentista, lo que Teherán niega y afirma que es exclusivamente civil y pacífico.

Aunque el propio presidente de EEUU, Barack Obama, reconoció el pasado sábado el "derecho a desarrollar un programa de nuclear pacífico" de Irán, manifestó asimismo sus dudas sobre la existencia de una posible vertiente nuclear.

Obama, tras la reunión del G8, aseguró que mantendrán "sanciones y presión, en combinación con conversaciones diplomáticas", para "resolver este tema de manera pacífica, respetar la soberanía de Irán y sus derechos dentro de la comunidad internacional, pero también su responsabilidad".

Irán ha recalcado, a su vez, que espera llegar a un acuerdo con el OIEA y el 5+1, pero sin renunciar a sus derechos al desarrollo nuclear pacífico, de acuerdo con el Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear.

Asimismo, tanto el Ministerio de Exteriores como el Parlamento iraníes han advertido a sus interlocutores de que su principal enemigo, Israel, un país que no es firmante del TNP y que según fuentes diversas tiene un abundante arsenal nuclear no reconocido, no debe tener influencia alguna en la negociación.

Más noticias de Política y Sociedad