Público
Público

Los analistas esperan que Ford anuncie beneficios en 2009, pese a la crisis

EFE

Ford presenta hoy los resultados del 2009, un año que fue terrible para el sector automovilístico, pero no para la marca del óvalo azul, que evitó el rescate del gobierno y pudo incluso registrar beneficios, según esperan los analistas.

Ford, que desde el 2006 ha registrado pérdidas anuales, podría haber cerrado el 2009 con unos beneficios de 2.650 millones de dólares, frente a las pérdidas récord que registró en el 2008, por importe de 14.700 millones.

Sería un cierre positivo para un 2009 terrible, que muchos consideran que ha sido el peor de los últimos 27 años para la industria del automóvil en EE.UU..

Pero Ford, pilotada por Alan Mulally desde finales del 2006, logró sortear la crisis con tino, porque evitó la bancarrota, no necesitó la ayuda pública que sí disfrutaron sus competidores estadounidenses, Chrysler y General Motors, y aumentó su cuota de mercado.

Desde su puesto de consejero delegado, Mulally apostó por desarrollar nuevos modelos, como el Fusion híbrido, a la vez que acometía una fuerte reducción de costes, eliminando al 47 por ciento de la plantilla.

Ya en el tercer trimestre, Ford anunció que había registrado un beneficio de 1.000 millones de dólares y en diciembre dijo que volvería a pagar las prestaciones sociales y las pagas extras que fueron canceladas a principios del 2009 ante su difícil situación financiera.

Más noticias de Política y Sociedad