Público
Público

A un año de lucha contra el cáncer, Chávez mantiene su batalla por la reelección

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente venezolano, Hugo Chávez, cumple mañana un año desde que fue operado en La Habana de un absceso pélvico, inicio de una batalla contra el cáncer, asegurando que los últimos exámenes que se le han practicado están "absolutamente bien".

"En los últimos días, aquí, en Venezuela, me hice la tomografía axial computerizada, me hice la resonancia magnética y no sé cuantos (otros exámenes) (...) y salió todo absolutamente bien después de la operación y de la radioterapia", indicó el presidente a periodistas en el Palacio de Miraflores.

"Me siento muy bien", insistió el presidente venezolano, quien fue operado el 10 de junio de 2011 de un absceso pélvico en Cuba, en la primera de las tres ocasiones en que pasó por un quirófano por un tumor canceroso del que sigue recuperándose y del que sólo se ha dicho que estaba en la zona pélvica.

A cuatro meses de las elecciones presidenciales, Chávez sigue siendo la opción oficialista y la que, según los sondeos, lidera las simpatías de los votantes, en un año preelectoral atípico y marcado por la enfermedad del mandatario con sus anuncios de curaciones y de recaídas, viajes a Cuba y ciclos quimioterapia y radioterapia.

Chávez postulará el lunes su candidatura a la presidencia en los comicios del 7 de octubre, un día después de que lo haga su contendiente, el aspirante de la oposición, Henrique Capriles.

Ha pasado prácticamente un año del breve discurso que Chávez ofreció el 30 de junio desde Cuba para informar a su país de que padecía de cáncer.

El período de incertidumbre que se abrió entonces tras el anuncio del diagnóstico postoperatorio del cáncer y la ola de rumores que se desató no ha hecho mella, sin embargo, en la esperanza de recuperación de sus seguidores y según encuestas recientes aventaja a su rival con un margen que oscila entre 5 y 30 puntos.

En los últimos doce meses, la enfermedad no ha dado gran tregua al mandatario. A fines de febrero pasado Chávez anunció que los médicos que le tratan habían detectado una recurrencia del cáncer que en octubre había asegurado haber vencido y comenzó entonces un tratamiento de radioterapia.

En este tiempo y a la par de la batalla médica, Chávez también ha recurrido al plano espiritual para que santos, chamanes y otras figuras religiosas le asistan en la lucha contra la enfermedad y para ello se han celebrado diferentes ceremonias de corte indígena, africana y católica para ayudarle en sus peticiones.

En Venezuela cambiaron algunas cosas como la eliminación de la palabra "muerte" de las consignas propagandísticas haciendo que la frase de guerra de las alocuciones oficialistas, que siempre terminaban en "Patria, socialismo o muerte", fuera cambiada por "Independencia y patria socialista. Viviremos y venceremos".

Misas católicas y cristianas se han celebrado por su recuperación, no solo en Venezuela sino en otras naciones como Cuba, Estados Unidos y República Dominicana, país donde un grupo de jóvenes cristianos se rapó la cabellera para solidarizarse con el Chávez calvo por la quimioterapia.

Chávez, por su parte, se ha movilizado para cumplir promesas a diferentes santos en varias iglesias de su país pero fue en la misa que se realizó el pasado 4 de abril en su estado natal Barinas transmitido por la televisión estatal donde se mostró más emocionado y pidió a Cristo, con lágrimas en los ojos "no me lleves todavía".

Las apariciones del presiden venezolano en los medios, antes copados con su presencia con frecuentes cadenas de radio y televisión, se redujeron al mínimo este año y los mensajes de 140 caracteres a través de su cuenta en la red social Twitter pasaron a tener protagonismo en la relación del presidente con la opinión pública.

En las últimas semanas, el jefe de Estado ha encabezado dos largos Consejos de Ministros en televisión, el último de cuatro horas, y ha continuado interviniendo telefónicamente en las ruedas de prensa de los dirigentes del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Hoy delante de los periodistas aseguró que el lunes va a hacer lo que le toca y a inscribirse en busca de su tercera reelección.

"Que se desborde Caracas, va a ser un día de júbilo, es la candidatura de la patria", exclamó.