Público
Público

Cada año se producen en España 66.000 fracturas de cadera por osteoporosis

EFE

La osteoporosis, enfermedad de los huesos que afecta a unos 130.000 aragoneses, de los que el 80 por ciento son mujeres, causa unas 66.000 fracturas de cadera cada año en España con especial incidencia entre las personas mayores de 60 años y con un coste económico superior a los 800 millones de euros.

Las fracturas osteoporóticas, de cadera, hombro, tobillos, costillas y columna vertebral, así como su prevención y tratamiento, centran un congreso que se celebrará en la capital aragonesa del 24 al 26 de enero próximos y en el que participarán facultativos de Madrid, Barcelona, Córdoba, Almería, Valencia, León, Santiago de Compostela, Santander, Las Palmas de Gran Canaria y Zaragoza.

En este primer Congreso de la Sociedad Española de Fracturas Osteoporóticas (SEFRAOS), explicó hoy su presidente, Antonio Herrera, se tratará sobre el estado de la osteoporosis en España, que afecta al 10 por ciento de los españoles, del que el 80 por ciento son mujeres, representa uno de los más importantes problemas de salud y produce un aumento anual de las fracturas óseas debido al envejecimiento de la población, dijo.

Según Herrera, la osteoporosis se la denominaba la "epidemia silenciosa en el siglo XX", un calificativo que sigue teniendo en la actualidad, y para la que a su juicio los tratamientos son insuficientes o incorrectos, además de tener unos costes económicos y sociales importantes.

La prevención debería empezar en la juventud, dijo este facultativo, con la realización de ejercicio físico, la ingesta de calcio (lácteos y sus derivados) y vitamina D y una alimentación adecuada en proteínas, que fortalecen los huesos.

En el caso de las mujeres con menopausia precoz o extirpación de ovarios se deben valorar tratamientos hormonales sustitutivos o de otro tipo y si ya están en la etapa posterior a la menopausia, deben cuidarse o ser tratadas, dijo Herrera, jefe de Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatológica de Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

Este especialista llamó la atención sobre las primeras fracturas, aunque sean pequeñas, ya que, dijo, son una "señala de alarma" y constituyen el mayor factor de riesgo para nuevas roturas.

Asimismo destacó que actualmente los tratamientos médicos permiten disminuir en un 50 por ciento la incidencia de nuevas fracturas.

Según Herrera, si cada vez hay más fracturas es porque no se ha tratado de manera adecuada la osteoporosis, una enfermedad que, indicó, en las mujeres suele aparecer entre los 55 y los 60 años, por la menopausia, y de manera repentina, y en los hombres de los 70 a los 80 y con un ritmo más lento.

La fragilidad ósea y pérdida de resistencia del hueso que provoca esta enfermedad, unido a la caída del paciente, causa fracturas de las que las más aparatosas son las de cadera, informó este doctor,

Así, según un estudio de 2003 que dirigió el propio Herrera, ese año se registraron 63.000 roturas de cadera, sobre todo entre mayores de 60 años, una cifra que en la actualidad se elevaría hasta las 66.000.

El 33 por ciento de los pacientes habían tenido antes una fractura previa y el 33 por ciento muere durante el primer año de haberla sufrido, mientras que la recuperación física plena sólo ocurre en el 38,2 por ciento de los casos, a pesar de tener un tratamiento correcto.

Para este tipo de fracturas se ha estimado un coste hospitalario de 800 millones de euros anuales, sin contar los gastos de Atención Primaria, rehabilitación y tratamiento, que podrían multiplicar por dos o tres esos costes, señaló Herrera.

Otro tipo de fractura como es la vertebral es más frecuente entre las mujeres, que si no son bien tratadas mueren seis años antes, pierden calidad de vida y multiplican por cinco el riesgo de nuevas roturas en el primer año, y de las que sólo se diagnostican el 33 por ciento.

Precisamente para ayudar en la prevención de fracturas en pacientes con osteoporosis, lograr una rápida recuperación en los pacientes y evitar roturas posteriores se creó el pasado mes de octubre la Sociedad Española de Fracturas Osteoporóticas, que preside Herrera y que ahora celebra su primer congreso en Zaragoza.

Más noticias de Política y Sociedad