Público
Público

Los antidepresivos aumentan los pensamientos suicidas: informe

Reuters

Por Frederik Joelving

Un nuevo informe deGlaxoSmithKline concluye que su antidepresivo Paxil aumentaríael riesgo de suicidarse en los adultos con depresión.

Aunque la frecuencia de los intentos de suicidio fue baja:0,34 por ciento en los usuarios de Paxil y 0,05 por ciento enlos usuarios de un tratamiento placebo en ensayos clínicos.

Y no se pudo descartar por completo que la diferencia sedebiera al azar, precisa el informe publicado en Journal ofClinical Psychiatry.

"La prueba científica no establece que la paroxetina (elingrediente de Paxil) empuje al suicidio, a tener intentos desuicidio, a autolesionarse o a tener pensamientos suicidas",dijo Sarah Alspach, portavoz del laboratorio.

"Aun así -indicó-, se debería controlar y observaradecuadamente a todos los pacientes tratados con antidepresivospara detectar toda señal de agravamiento del cuadro clínico, laposibilidad de cometer suicidio o los cambios inusuales deconducta".

En general, los antidepresivos son muy útiles en personascon depresión. La American Academy of Family Physicians aseguraen su sitio de internet que "la mayoría de las personas condepresión mejoran con el tratamiento que incluye esosfármacos".

Los datos actuales ya habían sido publicados en el 2006 enel sitio de internet de GlaxoSmithKline como respuesta a unapreocupación generalizada.

En el 2004, la Administración de Alimentos y Medicamentosde Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) advirtió quelos niños y los adolescentes tratados con antidepresivostendrían riesgo de tener pensamientos y conductas suicidas.

La agencia había hallado que el cuatro por ciento de losniños tratados con antidepresivos en ensayos clínicos habíapensado en suicidarse o autolesionarse, o había intentadosuicidarse. En cambio, eso sólo se registró en el dos porciento de los niños tratados con placebo.

En el 2006, la FDA extendió su advertencia a los adultos dehasta 25 años. Ahora, todas las etiquetas de los antidepresivosdeben incluir la advertencia máxima de que pueden elevar laposibilidad de que el usuario tenga pensamientos y conductassuicidas.

El informe de GlaxoSmithKline surge de 57 estudios sobre eluso de Paxil para distintas enfermedades y sobre un total decasi 15.000 pacientes.

En general, el fármaco no pareció elevar los pensamientos ylas conductas suicidas. Pero sí al concentrarse en el grupo deentre 18 y 24 años: el 2,58 por ciento de los usuarios de Paxilhabía pensado o había intentado suicidarse, a diferencia del1,29 por ciento del grupo tratado con placebo.

Pero eso pudo deberse al azar por la baja tasa de conductassuicidas.

Los 19 ensayos que sólo incluyeron a pacientes contrastorno depresivo mayor también detectaron una diferencia. El0,34 por ciento de los 3.455 usuarios de Paxil intentósuicidarse o se suicidó, a diferencia del 0,05 por ciento delos 1.978 usuarios de placebo. Y la mayoría de los intentos desuicidio ocurrió en los adultos jóvenes.

A pesar de eso, el informe señala que Paxil controló lossíntomas de la enfermedad metal.

Según los Centros para el Control y la Prevención deEnfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés),los antidepresivos son una de las clases de fármacos que más serecetan en Estados Unidos. Un estudio había revelado que en el2005 los estaba usando el 10 por ciento de la población delpaís.

Hace un año, investigadores hallaron que el riesgo de quelos niños se suiciden es virtualmente el mismo para una granvariedad de antidepresivos, incluidos Prozac (fluoxetina),Zoloft (sertralina) y Paxil (paroxetina).

Quienes están tomando antidepresivos no deberían dejar dehacerlo sin consultar al médico debido a que eso puede provocarefectos adversos.

FUENTE: Journal of Clinical Psychiatry, online 22 defebrero del 2011.