Público
Público

El antiguo jefe de la CIA dice que el plan de secuestros fue anunciado previamente a Alemania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El plan de secuestros de presuntos terroristas islámicos por parte de la CIA, la Agencia Central de Inteligencia estadounidense, desarrollado tras los atentados del 11 de setiembre de 2001 en Washington y Nueva York, fue anunciado previamente al Gobierno alemán.

Así lo afirma el antiguo jefe de la CIA en Europa Taylor Drumheller en declaraciones que publicará mañana el semanario alemán "Stern", de las que se desprende que los servicios de espionaje estadounidense informaron igualmente con antelación a otros gobiernos amigos en Europa.

Drumheller afirma que ya en otoño de 2001 y poco después de los atentados contra el Pentágono y las Torres Gemelas se produjeron conversaciones entre representantes de la CIA y los servicios secretos alemanes para tratar sobre el programa de secuestros.

El plan preveía el secuestro en todo el mundo de presuntos sospechosos de terrorismo islámico para su traslado en aviones camuflados, en muchos casos con escalas en estados amigos, a terceros países, donde posteriormente eran interrogados, en algunos casos bajo tortura.

"La principal preocupación de nuestros aliados: las acciones unilaterales por parte estadounidense en suelo europeo, la captura de los terroristas sin su permiso y su traslado a terceros países", explica el antiguo jefe de la CIA en Europa.

El que fuera número dos de la CIA a las órdenes de George Tenet hasta febrero de 2005 afirma que esas reservas también mostraron los alemanes en otoño de 2001 y que entonces la representación de la agencia de espionaje estadounidense en Berlín "prometió hacer partícipes a los aliados" de sus "operaciones".

Las declaraciones de Drumheller comprometen al ministro federal de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, que entonces ocupaba la cartera de jefe de la Cancillería y era responsable de la coordinación de los servicios secretos alemanes.

Steinmeier ha afirmado reiteradamente no haber tenido conocimiento del plan de secuestros de presuntos terroristas islámicos de la CIA hasta junio de 2004, cuando el abogado del ciudadano germano-libanés Jaled el Masri pidió la ayuda del Gobierno alemán para lograr la liberación de su defendido, en poder de EEUU.

El presidente de los servicios secretos alemanes BND y en 2001 coordinador de los distintos servicios de información germanos en la Cancillería, Ernst Uhrlau, ha llegado incluso a afirmar que no tuvo conocimiento de los secuestros de la CIA hasta finales de 2004 y a través de la prensa.