Público
Público

Antonia San Juan dedicará más tiempo a la pintura tras el éxito de su debut en Madrid

EFE

La relación de la actriz Antonia San Juan con la pintura viene de lejos. Es su forma de relajarse tras bajar del escenario. Ahora ha expuesto algunos dibujos en la muestra "Soledad. Punto de Partida" y el resultado ha sido "tan positivo" que ya tiene planes para dedicarle más tiempo en su vida.

El Espacio Canarias en Madrid fue quien le brindó la oportunidad de dar a conocer públicamente la faceta pictórica de Antonia San Juan, en una exposición que cerrará sus puertas la semana próxima, tras haber permanecido abierta desde el pasado 24 de junio.

"He pintado toda mi vida para relajarme. No es un secreto, es un complemento más en mi vida. Pero no soy una pintora.", comenta a Efe una atareada Antonia San Juan durante un descanso entre ensayo y ensayo, y con el plato de comida en la mesa, mientras continúa con el trajín que le supone el rodaje de la serie de televisión "La que se avecina".

Antonia, que en su intensa carrera es una luchadora nata que no se deja vencer, admite sin rodeos que exponer en público sus dibujos, esos que nadie conocía, y aunque sea entre amigos le daba miedo.

"El miedo aparece en cualquier terreno, sea en una exposición, o cuando te subes a un escenario o en la secuencia de una película -apunta-. Y el miedo aparece porque siempre está ahí aquel con potestad de crítico".

Y añade: "Creo que ahora por fin sé que a quien siempre temí es a la crítica, porque sin ellos no tendría ese miedo, ya que a mí me parece bien que la gente tenga gustos y que les guste o no es cosa suya".

Para esta primera exposición, Antonia San Juan seleccionó 19 dibujos de los 40 ó 50 que tenía hechos. Y dedicó la muestra a su abuela: "Por todo el cariño que me dio en mis primeros trece años, por su recuerdo y porque yo me querría ir donde está ella", dice.

Los dibujos elegidos por Antonia son figuras hechas de trazos, sin color, de apariencia primitiva, figuras monolíticas con los pies grandes o las manos grandes.

"Son personajes monolíticos, simplones plantados en papel, limpios y que dicen muchas más cosas de lo que aparentan. Son como yo al principio, cuando me plantaba sola ante un escenario", apunta la actriz y pintora.

Antonia ahora domina otras técnicas como el óleo, las telas, y está "probando distintas cosas con otras miras". No sólo piensa en exposiciones, sino también en hacer cuadernos, platos, tazas ... cualquier cosa que me guste.", concluye.

Mercedes Cerviño

Más noticias de Política y Sociedad