Público
Público

Los aparatos tecnológicos aligeran los bolsos, según un estudio

Reuters

Los avances tecnológicos han producido una drástica reducción en el peso de los bolsos de las mujeres, según un estudio de la cadena británica de tiendas Debenhams.

Los bolsos de las mujeres ahora pesan una media 1,5 kilos, un 57 por ciento menos que la media de hace dos años, según indicó Debenhams en un comunicado enviado el jueves por correo electrónico.

Una nueva generación de aparatos más ligeros, más pequeños y con varias funciones como el iPhone de Apple o las Blackberry de Research in Motion han sustituido a los pesados ordenadores portátiles, los móviles pasados de moda, los reproductores de música y las carpetas.

Sue Tebbitts, de Debenhams Handbag Buyer, señaló que hace dos años, las mujeres llevaban al hombro unos 3,3 kilos allí donde fueran.

"Por fin, la carga colocada sobre las mujeres trabajadoras está cayendo, y es todo gracias a la tecnología", afirmó.

La firma señaló que hace un estudio sobre el tema cada año, y que su equipo les pidió a 7.000 mujeres que les explicaran qué llevaban en el bolso y cuánto pesaba cada cosa.

Los resultados de los últimso 15 años han identificado a los dispositivos que han tenido más efecto sobre los hombros de las mujeres.

A mediados de los 90 se popularizaron los teléfonos móviles, que añadieron 247 gramos extra al peso y elevaron la media total a 1,4 kilos. En la década siguiente, el iPod de Apple aumentó esta cifra hasta los 1,6 kilos.

El peso siguió aumentando cuando cada vez más mujeres empezaron a llevar ordenadores portátiles encima, hasta alcanzar los considerables 3,5 kilos de 2006 y 2007, cuando las ventas de portátiles alcanzaron sus cifras más altas.

Durante esa épica, móviles, dispositivos portátiles como PDAs y buscas, cargadores y reproductores musicales de MP3 se unieron a los portátiles como objetos fáciles de encontrar en los bolsos femeninos.

Más tarde, la llegada de aparatos como el iPhone y las Blackberries han ido reduciendo poco a poco el peso medio hasta su mínimo en siete años, y la tendencia para 2010 son los bolsos más pequeños, según Debenhams.

Sin embargo, el mayor porcentaje de ese peso sigue correspondiendo a viejos favoritos como el maquillaje, un espejo, el bolso en sí, pañuelos, perfumes, cepillos, recibos, pasta de dientes, agendas y medicinas.

"No importa los avances en tecnología que vengan, el bolso de una mujer siempre tendrá esa reputación a lo 'Mary Poppins' porque las mujeres tienen una bolsa lista para cualquier cosa", afirmó Tebbitts.

Por su parte, la editora y directora de moda de la página de moda y belleza Handbag.com, Belinda White, dijo a Reuters en un correo electrónico que la tendencia de los bolsos gigantes tuvo su pico en 2007 y 2008.

Desde entonces, señaló, las mujeres han comprobado que por conveniente que sea tener un bolso a la moda en el que llevar toda tu vida, no es tan bueno para la espalda.

no hace falta un A-Z (un callejero de Londres), cámara, periódico, agenda - y además el tamaño de mi iPod es una décima parte de lo que era hace tres años", apuntó White.

Más noticias de Política y Sociedad