Público
Público

Aparece un misterioso "Testigo X" en el caso contra Renault

Reuters

Un denunciante misterioso identificado como "Testigo X" dio pruebas contra el ex jefe de Renault, Flavio Briatore, en el escándalo de arreglo de una carrera de Fórmula Uno, según documentos publicados el martes.

Al mismo tiempo, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) dijo que el ex jefe de ingenieros de Renault Pat Symonds había escrito una carta al organismo para expresar su "pesar y eterna vergüenza" por la conspiración del año pasado en el Gran Premio de Singapur.

La FIA sostuvo que un cuarto hombre del equipo habría conocido en la víspera de la carrera el plan para que el brasileño Nelson Piquet Jr chocara deliberadamente para ayudar a su entonces compañero de equipo, Fernando Alonso, a ganar el Gran Premio.

El ex campeón del mundo Renault recibió el lunes una sanción de dos años de la FIA, mientras que el italiano Briatore fue expulsado de la F-1 de por vida. Symonds fue excluido de la competencia durante cinco años.

Originalmente se pensaba que la conspiración estaba limitada a Piquet, Briatore y Symonds, después de que la FIA declarase el lunes que el bicampeón del mundo Fernando Alonso no sabía de sus planes.

Sin embargo, los documentos publicados en la página web de la FIA (www.fia.com) demostraron que otro miembro del equipo, identificado como "denunciante", había tenido conocimiento del plan antes de la carrera y se había opuesto a él.

La FIA dijo que el testigo "X" había dicho a los investigadores que había estado "personalmente presente en una reunión poco después de las clasificaciones del sábado 27 de septiembre de 2008, cuando el señor Symonds le había mencionado la posibilidad de un plan de choque al señor Briatore".

"Asesores de la FIA señalaron que 'Testigo X' no desempeñó ningún papel activo en la conspiración y que, efectivamente, se había opuesto a la misma y trató de distanciarse de ella", añadió el informe.

CONFESIÓN DE SYMONDS

El organismo rector del automovilismo mundial dijo que no había ninguna prueba más de que el equipo tuviera conocimiento de lo que llamó una "conspiración secreta".

Además, la FIA señaló que Piquet dijo que Symonds le dio los detalles del plan, mientras que el ingeniero ha dicho que la idea surgió del piloto. Pero no se llegó a ninguna conclusión sobre quién había sido el responsable.

La FIA le ofreció inmunidad a Symonds si cooperaba con la investigación, pero el ingeniero se negó a proporcionar las pruebas necesarias.

Aunque Briatore rechazó la audiencia de París, Symonds escribió a la FIA para expresar su remordimiento.

"Me gustaría reconocer mi papel en este incidente. Yo fui el que, cuando la idea me fue sugerida por Nelson Piquet Jr, debería haberla desestimado inmediatamente (...) Siento un pesar muy grande y vergüenza eterna porque no lo hice", dijo el británico.

"Sólo puedo decir que lo hice equivocadamente pensando en mi equipo y sin ningún beneficio personal (...) En una única acción se ha destruido la reputación que he acumulado durante una carrera de 33 años en el deporte de motor", añadió Symonds.

Más noticias de Política y Sociedad