Público
Público

Arbour anuncia que no se presentará a un segundo mandato como alta comisionada de la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Louise Arbour, anunció hoy que no se presentará para un segundo mandato cuando el actual expire a fines de junio próximo, tras haber pasado cuatro años en el cargo.

En una intervención ante el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU, que se reúne en Ginebra, la jurista confirmó su partida, sobre la que se rumoreaba desde hace algunas semanas en círculos diplomáticos y de defensores de los derechos humanos.

"Este será el último informe anual que presentaré al CDH porque he informado al secretario general de la ONU que no buscaré un segundo mandato", declaró.

Arbour, de 61 años y nacionalidad canadiense, asumió su función de alta comisionada luego del asesinato de su predecesor, Sergio Vieira de Mello, en un atentado contra la sede de la ONU en Bagdad en 2003.

Elogiada por unos y criticada por otros, Arbour deja uno de los cargos más simbólicos y delicados del sistema de Naciones Unidas, entre cuyas funciones figura la de lanzar alertas internacionales sobre situaciones de emergencia y crisis de derechos humanos en cualquier parte de mundo.

Además de su rol de denuncia, la Oficina del Alto Comisionado ejecuta programas de asistencia técnica y formación para la protección de los derechos humanos en numerosos países, y promueve la ratificación y aplicación de los tratados internacionales en esa materia.

Durante el mandato de Arbour fue creado el CDH -uno de los órganos emblemáticos de la reforma de la ONU emprendida por su ex secretario general, Kofi Annan- en reemplazo de la Comisión de Derechos Humanos, que había caído en el descrédito por una actuación que los Estados consideraban politizada y de doble rasero.

En la presentación hoy del informe anual de su organismo, Arbour destacó la innovación que supone que el CHD cuente con un mecanismo que le permitirá evaluar en rondas de cuatro años la situación de los derechos humanos en todos y cada uno de los países miembros de la ONU, lo que reduce la posibilidad de actuar con selectividad.

Los primeros 48 países serán examinados en abril próximo, lo que será para el Consejo "la ocasión de probar que ha superado la politización y selectividad, al aplicar normas y parámetros universales e iguales para todos", destacó.

Tras su intervención, las delegaciones de los países que integran el CDH (un total de 47) señalaron que lamentaban su partida, elogiaron su trabajo de los últimos cuatro años y sus virtudes, entre las que destacaron las de honestidad, objetividad y determinación.