Público
Público

Argentina confía en que pronto haya "novedades" en el conflicto sobre Aerolíneas

EFE

Las negociaciones entre el Gobierno argentino y el grupo español Marsans para destrabar el conflicto sobre la nacionalización de Aerolíneas Argentinas podrían arrojar "novedades" a "corto o mediano" plazo, afirmó hoy el ministro de Planificación, Julio de Vido.

El ministro, que participó en la apertura de la I reunión de Cámaras de Comercio españolas en América Latina, explicó, en declaraciones a la prensa, que las negociaciones para superar el conflicto de Aerolíneas "no están terminadas".

No obstante, "podría haber novedades en el corto o mediano plazo", apuntó el ministro, que insistió en que se trabaja "para poder encontrar una solución final a este problema".

El conflicto surgió a finales del pasado año, cuando, a instancias del Gobierno de Cristina Fernández, el Parlamento aprobó la nacionalización de Aerolíneas Argentinas y sus filiales, en manos del grupo español Marsans.

Aerolíneas "estaba ante una crisis prácticamente terminal, se inició un proceso de inversión pública, que desembocó en rescate y expropiación", afirmó hoy De Vido.

Fuentes próximas a la negociación consultadas por Efe, confirmaron esta semana que el acuerdo para resolver el conflicto entre el Gobierno argentino y Marsans está prácticamente sellado y podría anunciarse en breve.

Según las mismas fuentes, se trataría de un acuerdo tripartito por el que Marsans, a través de una de sus subsidiarias, transferiría a Aerolíneas Argentinas un contrato de compra a Airbus firmado en 2007.

A su vez, Airbus y Aerolíneas establecerían un nuevo convenio sobre compra de aeronaves, que podrían ser entre doce y catorce, según las diferentes fuentes consultadas, y se utilizarían en rutas internacionales.

Mediante esta operación, Airbus devolvería a Marsans unos 210 millones de dólares abonados como seña a la firma del contrato y la compañía española podría levantar la demanda presentada contra Argentina en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), del Banco Mundial.

La negociación con Airbus tenía como principal escollo la financiación requerida para la compra de los aviones, que podría demandar un desembolso de entre 500 y 600 millones de dólares.

Un elemento definitivo para avanzar en la solución del conflicto ha sido la decisión adoptada el pasado 29 de mayo por el Consejo de Ministros de España, que instruyó al Instituto de Crédito Oficial (ICO) a modificar las condiciones de una línea de crédito concedida a Argentina en 2001 para que pueda restarle al Estado argentino 250 millones de euros (unos 350 millones de dólares) para la operación con Airbus.

El acuerdo sobre Aerolíneas permitiría a Argentina superar un largo conflicto con Marsans que amenazó con enturbiar las relaciones entre Buenos Aires y Madrid.

Más noticias de Política y Sociedad