Público
Público

Argentina vence agónicamente a Perú y se la jugará con Uruguay

Reuters

Un gol en el tiempo de descuento del veterano delantero Martín Palermo dio a Argentina una agónica victoria por 2-1 ante un entusiasta Perú, y en cuatro días se jugará contra Uruguay una plaza en el Mundial de Sudáfrica.

Argentina abrió el marcador en el minuto 46 por medio del delantero madridista Gonzalo Higuaín y el veterano Martín Palermo le dio la victoria en el 92.

Perú, que tuvo a su disposición la victoria en varios momentos, silenció a las 50.000 personas que acudieron al estadio Monumental de Buenos Aires con un gol en el minuto 45 del segundo tiempo de Hernán Regifo, que había sustituido a Johan Fano 20 minutos antes.

Con este resultado y Brasil, Paraguay y Chile ya clasificados, Argentina, con 25 puntos, disputará un lugar en el Mundial con Uruguay, que tiene 24, uno más que el vencido Ecuador, que según los resultados también tiene posibilidades de alcanzar la repesca.

El partido tuvo momentos de alta emoción, especialmente al caer una lluvia torrencial durante casi todo el segundo tiempo.

El comienzo fue favorable para Argentina, que tuvo varias ocasiones, como un remate desviado de Aimar en el minuto 13 o un centro de Di María desde la izquierda que Higuaín remató con la izquierda, pero la pelota salió junto a un poste, cinco minutos después.

En el minuto 20, Higuaín presionó de nuevo a la defensa peruana con un remate de zurda cruzado, que pegó en la pierna del portero Butrón, que en el rebote volvió a recuperar la pelota.

Más ocasiones: un remate de tiro libre directo de Lionel Messi que salió desviado, otro de Aimar y, sobre el final del primer tiempo, un remate de Messi desde el vértice derecho del área peruana apenas pasó al lado de uno de los postes de Butrón, que saltó sin poder alcanzar la pelota.

Apenas iniciado el segundo tiempo, Perú estuvo a punto de marcar después de que un córner fuera rematado de volea por el centrocampista Juan Vargas y la pelota diera en el travesaño.

Pero Argentina reaccionó con un juego conjunto entre Messi y Aimar, que con un toque suave y preciso pasó a Higuaín, y el delantero abrió el marcador.

Perú puso en apuros a Argentina con el remate de Vargas y un mano a mano de Sergio Romero. La lluvia y un fuerte viento que controlaba el balón entorpecieron el juego. Sin embargo Perú, que se agrandó ante la decisión de Argentina de regalarle el balón, pudo haberse llevado la victoria que, según lo expuesto en el campo de juego, parecía merecer más su rival.

Después del empate en el 45 del segundo tiempo, que provocó la reacción del público argentino con fuertes insultos a sus jugadores, la "albiceleste" logró quedarse con el partido con un gol de Palermo, que en el último mes pareció transformarse en el ídolo del pueblo.

Más noticias