Público
Público

Arranca la actividad cultural del embrión del segundo Instituto Cervantes en China

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con una exposición de obras del fotógrafo Rafael Navarro en la sección cultural del Consulado de España en Shanghai, que acoge la Biblioteca Miguel de Cervantes, han comenzado las actividades de lo que se espera que en un futuro llegue a ser el segundo centro del Instituto Cervantes en China.

El centro comienza así sus actividades de difusión de la cultura española en la principal metrópoli económica y comercial de China.

En los próximos meses llevará a cabo conferencias literarias y científicas, un ciclo de cine mudo español, una jornada cervantina durante el Día del Libro y muestras de artes plásticas y escénicas.

La primera de ellas es la exposición "Introspecciones", de aragonés Rafael Navarro, que hasta el próximo 11 de mayo presenta al público de Shanghai 47 obras dedicadas al desnudo, la abstracción y 20 de sus famosos 69 dípticos (formados por dos imágenes yuxtapuestas en una sola impresión, con un resultado poético).

Junto a los dípticos, la muestra comprende dos series fotográficas completas, "Tientos" y "El despertar", dedicadas al desnudo, y la pieza abstracta "Los siete signos".

De la extensa obra de Navarro, con más de 400 fotografías publicadas en más de 700 publicaciones, las que componen esta exposición fueron elegidas porque su sensibilidad es "cercana a la de Oriente, y nos pareció que esto es lo que había que traer", explicó a Efe la comisaria de la muestra, Angélica Soleimán.

"Por la delicadeza y la sutileza con que a veces enseña cosas, nos pareció muy interesante y adecuado para China traer estas obras, que en realidad (pese a los desnudos) no son atrevidas si se presentan con elegancia y modestia, de una manera respetuosa que, de alguna manera, nos recordaba a la estética asiática", dijo.

"Pensamos que podía ser interesante mostrar cómo, en ese sentido, nosotros tratamos de acercarnos a ellos", aseguró Soleimán, satisfecha también por el éxito que tuvo la misma muestra, dentro del Año de España en China, en el centro del Instituto Cervantes de Pekín, entre diciembre y febrero pasados.

Por su parte, el cónsul general de España en Shanghai, Antonio Segura, destacó en declaraciones a Efe la importancia de que comiencen las actividades de la sección cultural de su consulado en Shanghai, cuya Biblioteca Miguel de Cervantes fue inaugurada por los Príncipes de España el pasado mes de noviembre.