Público
Público

Arranca la cumbre árabe de Damasco con pocas expectativas por ausencias clave

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vigésima cumbre de la Liga Árabe comenzó hoy en Damasco con pocas expectativas sobre su éxito debido a los desacuerdos entre los árabes, que se reflejaron en el boicot libanés y la baja representación de países clave como Egipto, Arabia Saudí y Jordania.

Sólo 11 de los 22 jefes de Estado de la Liga Árabe están presentes en la capital Siria para participar en las reuniones sobre los principales temas que preocupan al mundo árabe: la crisis libanesa, la paz en Oriente Medio, la seguridad en Irak, el diálogo palestino o la situación en la región sudanesa de Darfur.

Está previsto que en la primera sesión de la Cumbre, una vez que Siria asuma la presidencia de turno de la Liga, el secretario general de la organización, Amro Musa, presente a los dirigentes un documento sobre las relaciones entre los países árabes y la estrategia necesaria para resolver las distintas crisis entre ellos.

Algunos observadores árabes en Damasco prevén que este asunto dominará las conversaciones de los jefes de Estado, tal como ocurrió el miércoles durante las reuniones preparatorias de los ministros de Exteriores, en las que el resto de las cuestiones pasó a un segundo plano.

Sin embargo, tampoco hay expectativas de que los mandatarios traten este asunto en profundidad.

No se prevé que cuestiones como la libanesa o el diálogo palestino sean testigos de progresos.

El Líbano, sin presidente desde el pasado noviembre ha decidido boicotear la cumbre, ya que su gobierno acusa a Damasco del estancamiento de la crisis institucional y política que vive el país de los cedros.

Además, con la ausencia del presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, también se adivina complicado que continúe el diálogo palestino después de que la semana pasada las facciones palestinas decidieran retomarlo sobre la base de una iniciativa apadrinada por el mandatario yemení.