Público
Público

Arte subastado con números de infarto

Antonio López se convierte con 'Madrid desde torres blanca' en el pintor español vivo más cotizado

El mercado del arte parece no entender de crisis o recesiones. Cada vez cuenta con más adeptos a la inversión, y nunca hasta ahora se habían registrado cifras como las actuales. Si hace 10 años las casas de subastas podían llegar a facturar 13 millones de euros en un día, en 2007, Christie's rebasó los 85 millones en una única sesión, según relata la revista de fianzas Bloomberg.

Aunque la presencia del arte español contemporáneo en los mercados aún es mínima, poco a poco asoman las grandes ventas, gracias a la presencia de pintores como Antonio Tápies, Miquel Barceló y Manolo Valdés, a los que hay que sumar la revalorización de Antonio Saura y Eduardo Chillida o nuevos valores como Solano, Sicilia, Iglesias, Uslé, Francisco Leiro y Eduardo Naranjo.

Junto a todos ellos se sitúa otro rey Midas del arte: Antonio López, que el lunes se convirtió en el pintor español vivo más cotizado hasta la fecha al conceder Christie's su obra Madrid desde Torres Blancas por 1,74 millones de euros. El cuadro, una vista urbana de la capital española, era la única de sus grandes obras que aún no había salido a subasta.

Madrid desde Torres Blancas —un óleo sobre tabla de 145 por 244 centímetros— pertenecía a un coleccionista privado y está considerado una de las vistas urbanas de Madrid más importantes del artista manchego.

Para su ejecución empleó 6 años -la realizó entre 1976 y 1982- y los expertos lo han definido como un "diario de artistas", puesto que López plasmó la misma escena durante meses distintos: la luz del atardecer a las 21.40 horas en Madrid que marca el reloj del edificio de la izquierda sólo se puede ver en el mes de junio, mientras que la ausencia de tráfico en la avenida de América a esa hora indica que lo pintó en pleno agosto.

Tres estudios para un autorretrato, pintado en 1975 por el anglo-irlandés Francis Bacon (1909-1992), se convirtió en la venta más destacada del lunes en Christie's -fue una de las pujas del año- y logró recaudar 17,3 millones de libras (21,7 millones de euros), por encima del precio estimado de unos 10 millones de libras.

Además, ayer, la casa de subastas Sotheby's de Londres puso a la venta, Estudio de la cabeza de George Dyer (1967), del artista irlandés Francis Bacon, pieza estrella de una puja que también incluye obras de Andy Warhol, Basquiat, Damien Hirst y Jeff Koons, entre otros.

Los precios de salida de todos los lotes rebasan ya los 84 millones de euros. Según los expertos, la obra de Bacon podría alcanzar los 10 millones: "Es una descripción excepcionalmente rara e íntima de Dyer -el gran amor de Bacon que se suicidó en 1971-, y un sobresaliente ejemplo de la obra de un artista en plenas facultades", señala la casa de subastas.

Más noticias de Política y Sociedad