Público
Público

El arzobispo anglicano cancela un salto en paracaídas por el mal tiempo

EFE

El arzobispo de York, John Sentamu, se vio obligado a cancelar hoy, debido al mal tiempo en Inglaterra, su planeado salto en paracaídas como parte de una campaña destinada a recaudar fondos con fines benéficos.

Sentamu, de 53 años y origen ugandés, planeaba tirarse desde 3,8 kilómetros de altura desde la base aérea de Langar, en el condado de Nottinghamshire (centro de Inglaterra), pero la lluvia y el viento obligaron a cancelar el evento, informaron los organizadores, el regimiento de paracaidistas "Red Devils" (Los Diablos Rojos).

El religioso quería recaudar 50.000 libras (63.000 euros) para una fundación a favor de las familias de un regimiento de paracaidistas que sirven en Afganistán.

Sentamu había señalado a la prensa que quería pensar en "todas las familias que han perdido a algún ser querido en el conflicto de Afganistán y en los héroes que han vuelto a casa heridos".

El arzobispo se decidió a dar el salto en tándem con un profesional tras escuchar hablar de esa fundación a un hombre de negocios llamado Guy Brudenell durante una cena benéfica.

Brudenell tenía previsto en un principio saltar solo sobre el aeropuerto de Langar en el condado de Nottinghamshire y el arzobispo, a quien acababa de conocer, le dijo que él saltaría también.

"En un principio pensé que se le pasaría y no volvería a saber de él, pero a la mañana siguiente, su secretario de prensa me llamó y me dijo que nos organizáramos", declaró Brudenell a la agencia británica PA.

Brudenell, que ha hecho una fortuna con negocios inmobiliarios y hoteles y tiene también un servicio de alquiler de helicópteros, recogió personalmente al arzobispo en el palacio de Bishopthorpe a las afueras de York.

Más noticias de Política y Sociedad