Público
Público

Asesinado a tiros un juez cerca de la frontera con Turquía

EFE

Hombres armados asesinaron anoche al fiscal general de la localidad iraní de Khoy, situada en la provincia de Azerbaiyán occidental, vecina con Turquía, informó hoy la prensa local.

Según el relato del gobernador de la citada región, Ibrahim Mohammadlu, el fiscal, identificado como Vali Haji-Qolizadeh, fue tiroteado por dos hombres frente a la puerta de su domicilio.

"Haji Qolizadeh fue trasladado de inmediato al hospital, pero murió a causa de la gravedad de sus heridas.... hemos abierto una investigación", afirmó el Gobernador, a quien citó la televisión estatal.

Al parecer, el fiscal había recibido amenazas en los pasados días, agregó la fuente.

Este es el tercer asesinato de funcionarios iraníes que se produce en los últimos cuatro meses en la conflictiva zona noroeste de Irán.

El pasado 16 de septiembre, un grupo de hombres armados asesinó al juez Hasan Davtalab en la ciudad noroccidental iraní de Sanandaj, en el Kurdistán iraní, con el mismo método, tiroteado cuando abandonaba el portal de su casa.

Tres días antes, fue asesinado el clérigo encargado de dictar el sermón del viernes, Mamousta Borhan Alí, considerado un aliado cercano del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad.

Asimismo, y en las mismas fechas, otro grupo de sicarios había tratado de asesinar en las mismas fechas a otro juez del Tribunal Revolucionario Sanandaj.

En el Kurdistán iraní actúa el PEJAK (Partido de la Libre Vida en el Kurdistán), grupo desgajado del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) turco, al que Irán considera terrorista y al que se atribuyó el asesinato del clérigo.

Además, Irán está sumido en una grave crisis política y social que ha dividido el país desde que el pasado 13 de junio se conociera la reelección del presidente, Mahmud Ahmadineyad, que la oposición considera fruto de un fraude masivo.

En la violenta represión de las protestas murieron al menos una treintena de personas, según cifras oficiales, y 72 de acuerdo con el cómputo de los opositores.

Miles han sido detenidas, entre ellas cientos de responsables y partidarios de la oposición reformista, que lideran los candidatos derrotados, Mir Husein Musaví y Mehdi Karrubí.

Las protestas, que se mantienen desde hace seis meses, se agravaron el pasado 27 de diciembre, día sagrado de Ashura, tras una violenta represión en la que perdieron la vida ocho personas, según cifras oficiales.

El pasado martes, un atentado con bomba segó la vida en Teherán del científico nuclear Masud Ali Mohammadi, atentado del que el régimen iraní ha acusado a Estados Unidos.

Más noticias de Política y Sociedad