Público
Público

La Asociación Pro Guardia Civil considera las protestas de los mineros acciones delictivas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) ha dicho a los mineros de Asturias y León que las acciones que vienen desarrollando en el marco de la huelga de la minería "no se pueden considerar protestas" ya que son "acciones delictivas más cercanas al terrorismo callejero que a cualquier reivindicación laboral".

Según un comunicado difundido por esta agrupación, las recientes imágenes de encapuchados lanzando desde el monte cohetes contra los guardias civiles "no se diferencian en nada de los terroristas, geográficamente cercanos a ellos, que atacaban cuarteles y vehículos del Cuerpo".

Añade que "su violencia va en aumento, piensan que solo así conseguirán sus fines, pero su postura no es de fuerza es de violencia y coacción".

"Varios guardias civiles ya han resultado heridos, ayer atacaron un tren donde hubo que contabilizar algún pasajero herido grave y donde la tragedia podía haber sido mayor", recoge el texto, que advierte de que si la tendencia continúa no se tardará en tener que "lamentar la pérdida de alguna vida humana".

Por eso, APROGC exige a los mineros que "cesen sus actos violentos y delictivos", y "encaucen sus reivindicaciones laborales por vías menos descerebradas".

A la Asociación Pro Guardia Civil le sorprende la "pasividad de todos a la hora de enjuiciar estos atentados", ya que "se habla de protestas, enfrentamientos y demandas cuando en realidad son hechos inadmisibles y que deben ser repudiados claramente, con independencia de las razones que llevan a estos trabajadores a denunciar su situación laboral".

Asimismo, abunda en que los guardias civiles que están haciendo frente a estos "vándalos" están teniendo un comportamiento "ejemplar y muy profesional", y les pide que "sigan afrontando con firmeza y con temple" las situaciones que diariamente se les presentan.

A juicio de la agrupación, que no opina sobre la situación laboral de los mineros, "si alguna razón tenían para protestar, los medios que emplean para ello los deslegitiman de manera clara y rotunda", y advierte de que este tipo de actitudes pueden ser tomadas como "ejemplo a seguir" de cualquier otro colectivo profesional en apuros.

Por último, APROGC pide a los mineros que "dejen ya de practicar el terrorismo callejero" y a las autoridades políticas y judiciales que "apliquen la ley con firmeza y determinación".