Público
Público

Asociaciones de internautas vaticinan la ineficacia de la ley Sinde que estudian llevar al Constitucional

EFE

Asociaciones de internautas y del sector informático estudian recurrir ante el Tribunal Constitucional la ley Sinde, una norma que consideran "ineficaz" para luchar contra la piratería en internet y que opinan no resuelve el problema de fondo, la reconversión del modelo de negocio cultural.

Además, auguran que debido a su precipitación, la ley Sinde será reformada "nada más que se publique", ya que la UE tiene previsto revisar una directiva sobre la protección de los derechos de propiedad intelectual teniendo en cuenta los retos de la difusión de la cultura en internet y los medios digitales.

Representantes de las asociaciones de internautas (AI), usuarios de internet (AUI), la asociación de empresas de internet (ANEI), la de música en internet (AMI), en nombre de otra treintena de organizaciones vinculadas al sector, han explicado en rueda de prensa las consecuencias de la ley Sinde y las acciones que tienen previsto emprender para frenar su aprobación.

Las asociaciones apelan a la "conciencia" de los senadores para que rechacen la enmienda pactada entre PSOE, PP y CiU porque introduce "inseguridad jurídica" al poner a los jueces "en el papel de certificadores" y dar más facultades a la comisión de propiedad intelectual, calificada por el presidente de AI, Víctor Domingo, como "comisión de censura a internet".

También consideran que la ley Sinde será ineficaz pues la mayoría de páginas web de descargas de contenidos ilegales están alojadas en servidores extranjeros contra los que no se podrá actuar, al tiempo que Miguel Errasti, presidente de ANEI, vaticina que muchas servidores españoles se alojarán a otros países como "medida preventiva", lo que supondrá elevados costes para el sector.

Respecto a la dimisión del presidente de la Academia de Cine, Álex de la Iglesia, por su desacuerdo con la nueva ley Sinde, Víctor Domingo ha asegurado que es la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, la que debería dimitir.

"Lo importante es que dimitiera la ministra de Cultura", ha señalado Domingo, quien considera que González-Sinde "lleva dos años de regalo en el ministerio" y que, en el asunto de la regulación de la propiedad intelectual, es "juez y parte", ya que la comisión de propiedad intelectual "será absolutamente política".

Más noticias de Política y Sociedad