Público
Público

Asocian consumo de "spam" con riesgo de diabetes en nativos estadounidenses

Reuters

Por Kerry Grens

En un nuevo estudio,indios estadounidenses que comían frecuentemente carne procesadaenlatada denominada "spam", un producto común en las reservassubsidiado por el Gobierno de Estados Unidos, tuvo el doble deriesgo de desarrollar diabetes que los que comían menoscantidad.

"Esto sugiere que la reducción de las carnes procesadasdebería ser una prioridad para los programas de asistenciaalimentaria que utilizan sobre todo los indígenasestadounidenses para obtener esos productos con descuento",opinó el doctor Dariush Mozaffarian, profesor de la Facultad deSalud Pública de Harvard y que no participó del estudio.

Los nativos estadounidenses tienen alto riesgo dedesarrollar diabetes. A los 55 años, casi la mitad tiene lacondición.

Los autores entrevistaron a 2.000 indígenas de Arizona,Oklahoma y Dakota del norte y del sur. Ningún participante (35años era la edad promedio) tenía diabetes al inicio del estudio.A los cinco años, 243 habían desarrollado la enfermedad.

El 85 por ciento de los 500 participantes que más carneprocesada enlatada consumía desarrolló diabetes, comparado conapenas 44 de los 500 participantes que menos "spam" comían.

Aunque Spam es la marca de un producto con carne de cerdo,cuando se escribe con minúsculas describe todo tipo de carneprocesada enlatada, según explicó la autora principal delestudio, Amanda Fretts, de la Facultad de Medicina de laUniversity of Washington.

La carne enlatada es una conserva en las reservas indígenas,escribe el equipo de Fretts en American Journal of ClinicalNutrition. "Muchas de las comunidades estudiadas habitan enáreas rurales con poco acceso a lugares de venta de alimentos(...) y quieren consumir productos que puedan durar en losestantes", dijo Fretts a Reuters Health.

Además, el programa de asistencia alimentaria delDepartamento de Agricultura de Estados Unidos les entrega carneenlatada gratuitamente.

El equipo observó también que la carne sin procesar no teníala misma relación con la diabetes. Los participantes eranigualmente propensos a desarrollar la enfermedad sin importar lacantidad de hamburguesas o cortes de cerdo o carne vacuna queconsumían.

Esto respalda resultados previos del equipo de Mozaffarian,que había hallado que el consumo de carne procesada estabaasociado con un 19 por ciento más riesgo de desarrollardiabetes, mientras que las carnes sin procesar no tenían efectoalguno.

"La mayor diferencia entre las carnes procesadas y sinprocesar es el contenido de sodio", que es más alto en lascarnes procesadas. "Sabemos que el sodio altera la presión y,quizás, tenga otros efectos que debemos estudiar mejor", dijoMozaffarian.

El equipo de Fretts observó que los participantes que máscarne procesada consumía solían tener sobrepeso y un perímetrode cintura más grande, lo que aumenta la posibilidad de que lascarnes procesadas promuevan la obesidad, un factor que eleva elriesgo de diabetes.

A través de una declaración por correo electrónico a ReutersHealth, AMI, que representa a la industria, indicó que "lascarnes procesadas son una elemento seguro y nutritivo de ladieta equilibrada".

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 25 deenero del 2012

Más noticias de Política y Sociedad