Público
Público

Asocian fármacos para depresión y ansiedad con parto prematuro

Reuters

Por Amy Norton

Las embarazadas que tomanciertos fármacos para la depresión o la ansiedad correrían másriesgo de dar a luz prematuramente o de presentar otrascomplicaciones del parto, de acuerdo a un nuevo estudio.

Un equipo halló entre casi 3.000 mujeres que tuvieron unbebé en el estado de Washington, que las que habían comenzado atomar antidepresivos conocidos como inhibidores selectivos dela recaptación de serotonina (ISRS) en el segundo o tercertrimestre tenían alto riesgo de parto prematuro.

En comparación con las mujeres que no habían tomado esosfármacos, las primeras tuvieron cinco veces más deprobabilidades de dar a luz antes de tiempo.

Pero ese riesgo no se observó en las mujeres que habíanempezado a usar los ISRS antes del embarazo o durante el primertrimestre de gestación. Esos fármacos incluyen sertralina(Zoloft), paroxetina (Paxil) y fluoxetina (Prozac).

El equipo identificó también un aumento del riesgo de partoprematuro en las usuarias de medicamentos contra la ansiedadllamados benzodiacepinas, sin importar cuándo habían comenzadoa tomarlos.

Esos remedios, que incluyen al lorazepam (Ativan) y elalprazolam (Xanax), también aumentaron el riesgo de sufrirotras complicaciones, incluido un bajo peso al nacer, problemasrespiratorios en el recién nacido y un bajo puntaje de Apgar,una escala estandarizada de salud en los bebés.

Los resultados fueron publicados por American Journal ofObstetrics & Gynecology.

Aún no está claro qué significa el estudio para las mujeresque toman ISRS o benzodiacepinas.

Un problema es que la investigación no pudo estimar losbeneficios de la medicación, señaló a Reuters Health la doctoraRonit Calderon-Margalit, de la Escuela de Salud Pública de laUniversidad Hebrea de Hadassah, en Jerusalén.

Todo peligro de usar esos fármacos en el embarazo se debecomparar con el riesgo de dejar sin tratamiento a personas conansiedad y depresión.

El estudio incluyó a 2.793 embarazadas. El 11 por cientousaba un fármaco psiquiátrico en el embarazo. De este grupo,138 tomaban un ISRS y 85, una benzodiacepina.

El 9 por ciento de las mujeres que no usaban esos fármacostuvo un bebé prematuro, comparado con la mitad de las usuariasde benzodiacepinas.

El 14 por ciento de las mujeres que tomaban ISRS tuvo unbebé prematuro, pero el aumento del riesgo se concentró en elgrupo que había comenzado a tomar un antidepresivo después delprimer trimestre. De esas 21 mujeres, 16 tuvieron un partoprematuro.

Otro tipo de complicaciones, a menudo asociadas con elparto antes de término, también fueron más altas en lasusuarias de benzodiacepinas que en la población general.

El 17 por ciento de los recién nacidos tuvo síndrome deestrés respiratorio y un tercio necesitó hospitalización enunidades de terapia intensiva.

Esas cifras fueron un 3 y un 6 por ciento, respectivamente,para los recién nacidos de las mujeres que no habían usadofármacos psiquiátricos durante el embarazo.

FUENTE: American Journal of Obstetrics & Gynecology,diciembre del 2009

Más noticias de Política y Sociedad