Público
Público

Asocian la obesidad con la aparición de eczema en niños

Reuters

Por Leigh Krietsch Boerner

Los niños pequeños que sonobesos son más propensos a desarrollar eccema grave, unaenfermedad de la piel muy dolorosa y molesta, reveló unestudio.

A diferencia de los niños delgados, los que habíanengordado entre los 2 y 5 años tenían el triple de riesgo dedesarrollar la enfermedad. Si la obesidad había aparecidoantes, ese riesgo era aún mayor. Y cuando el eccema afectaba alos niños obesos, era más grave que lo habitual.

"Los casos más graves entran en un estado de agonía",describió el dermatólogo Jonathan Silverberg, de St.Luke's-Roosevelt Hospital, Nueva York, y coautor del estudio."Les altera el sueño y el rendimiento escolar".

Uno de cada 10 niños de la población general tiene eccema,una inflamación crónica que seca la piel, provoca picazónintensa y malestar, según American Academy of Dermatology. LosCentros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, porsus siglas en inglés) estiman que uno de cada 10 menores decinco años es obeso.

"Los niños con una obesidad de larga data son más propensosa desarrollar eccema. Si adelgazan, disminuye esa posibilidad olos síntomas mejoran", agregó Silverberg.

Con información de los registros clínicos, el equipoestudió a más de 400 niños y adolescentes con eccema y casi 800sin la enfermedad. Tenían entre 1 y 21 años.

El equipo observó que la obesidad era casi dos veces máscomún en el grupo con eccema: 9 de cada 100 participantes coneccema era obeso, comparado con cinco de cada 100 sin laenfermedad.

Y, además, seis de cada 10 niños obesos desde los dos acinco años desarrollaron eccema, a diferencia de tres de cada10 niños que engordaron después del quinto cumpleaños.

"El problema es que no hay una cura" para el eccema, indicóSilverberg. Pero si se previene la obesidad en los niños,disminuye el riesgo de que desarrollen la enfermedad.

El estudio no prueba que ser obeso cause eccema, aclaróGiamila Fantuzzi, profesora asociada de kinesiología ynutrición de University of Illinois, Chicago. Sino que laobesidad y el eccema podrían compartir la causa.

"Definitivamente, hay una relación entre ser obeso ydesarrollar inflamación, y el eccema es una enfermedadinflamatoria", dijo Fantuzzi, que no participó del estudio.

"Cuando las personas engordan, el tejido graso aumenta yesto genera inflamación en ese tejido (...) Eso se extiende alresto del organismo", agregó.

Adelgazar reduce esa inflamación y, quizás, tiene el mismoefecto en el eccema, señaló Fantuzzi. Bajar de peso disminuyetambién el riesgo de desarrollar otros problemas, como ladiabetes y la enfermedad cardíaca. "Una dieta saludable y hacerque los niños se muevan es lo mejor", finalizó la experta.

FUENTE: Journal of Allergy and Clinical Immunology, online16 de marzo del 2011.

Más noticias de Política y Sociedad