Público
Público

Un atentado contra los Guardias de Irán causa 29 muertos

Reuters

Un atentado suicida causó el domingo unos 29 muertos, entre ellos seis importantes comandantes de la Guardia Revolucionaria, en un ataque en el turbulento sureste del país del que se acusó a elementos respaldados por fuerzas extranjeras, informaron medios iraníes.

Medios estatales dijeron que un grupo rebelde local era sospechoso de perpetrar el atentado, el peor contra el cuerpo de élite de la Guardia Revolucionaria en los últimos años, que causó otros 28 heridos en un encuentro de jefes tribales.

Sin embargo, los propios Guardias acusaron a "elementos extranjeros" vinculados con Estados Unidos de estar implicados, y la televisión estatal también apuntó a Reino Unido, otro tradicional enemigo de Irán.

El atentado y las acusaciones de implicación extranjera elevarán previsiblemente la tensión entre Teherán y Occidente, un día antes de las previstas conversaciones nucleares en Viena entre responsables iraníes, estadounidenses, franceses y rusos.

vinculado por algunos analistas a los talibanes en el vecino Pakistán - se había atribuido el atentado, y situó el balance de víctimas en 29 muertos y 28 heridos.

"El agresor detonó los explosivos adheridos a su cuerpo durante la reunión de jefes tribales", dijo la estatal Press TV, añadiendo que entre las víctimas también había civiles y líderes tribales.

La cadena estatal IRIB dijo que el ataque se produjo por la mañana a las puertas del auditorio de la ciudad de Sarbaz en Sistan- Baluchestan. La provincia es escenario frecuente de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad, rebeldes suníes y narcotraficantes.

Dos altos comandantes entre los fallecidos eran el segundo al mando de las fuerzas terrestres de la Guardia Revolucionaria, el general Nurali Shushtari, y el comandante en la provincia de Sistan-Baluchestan, el general Mohammadzadeh, informaron agencias de noticias. Shushtari también era un alto cargo de la fuerza de élite Qods de la Guardia.

La Guardia Revolucionaria es una fuerza élite considerada firmemente leal a los valores de la revolución islámica de 1979. Está a cargo de la seguridad en áreas fronterizas sensibles.

El grupo Jundolá, que se atribuyó la responsabilidad de un atentado contra una mezquita chií en mayo en el que murieron 25 personas, dice que lucha por los derechos de la minoría suní de Irán.

Más noticias de Política y Sociedad