Público
Público

Un atentado a los servicios secretos de Pakistán deja 10 muertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un suicida en un coche bomba destruyó el viernes una oficina de la principal agencia de seguridad de Pakistán en la ciudad de Peshawar, al noroeste del país, causando 10 muertos y unos 60 heridos, dijeron autoridades.

La ciudad de Peshawar, cerca de la frontera con Afganistán, ha sido blanco de varios ataques desde que el Ejército inició una ofensiva contra los milicianos en la región de Waziristán Sur el 17 de octubre.

Un portavoz del Ejército dijo que el blanco del suicida era la oficina de la agencia Inter-Services Intelligence (ISI, por su sigla en inglés) y testigos comentaron que el edificio en un vecindario militar había sido totalmente destruido.

El ataque se produjo poco antes de que el consejero estadounidense de seguridad nacional Jim Jones comenzara una serie de reuniones con líderes militares y gubernamentales en Islamabad.

Estados Unidos, sopesando las opciones mientrss lucha por estabilizar a Afganistán, dice que la acción paquistaní contra las milicias rebeldes en los enclaves fronterizos es vital para sus esfuerzos en el vecino país.

La explosión derrumbó el frente del edificio de tres pisos, desde donde se elevaba una columna de humo negro.

No quedó claro cuanta gente se encontraba en el edificio cuando el atacante detonó sus explosivos cerca de las 06:40 hora local (01:40 hora GMT), antes de la hora punta de la ciudad.

Poco antes del ataque en Peshawar, un suicida en coche bomba atacó una comisaría en la ciudad noroccidental de Bannu causando siete muertos, entre ellos cinco policías.

Bannu es una puerta de acceso para la región tribal de Waziristán Norte, otro importante refugio de milicias en la frontera con Afganistán.

El Ejército pasó a la ofensiva el mes pasado en Waziristán del Sur, una región sin ley habitada mayoritariamente por la etnia pastún en la frontera con Afganistán, buscando expulsar a los milicianos talibanes paquistaníes detrás de la ola de violencia en las zonas urbanas.

Los milicianos han respondido con ataques intensificados en pueblos y ciudades, matando a varios cientos de personas.

Más noticias en Política y Sociedad