Público
Público

El Athletic despierta a tiempo

Los de Caparrós remontan el gol inicial del Nacional en un partido muy disputado

EUROPA PRESS / PÚBLICO.ES

Victoria del Athletic de Bilbao por 2-1 ante el Nacional portugués en un partido muy trabajado por parte de los de Caparrós. Tras un mal primer tiempo, los bilbainos se pusieron el mono de trabajo y remontaron en una buena segunda mitad con los goles de Joseba Etxeberria y Fernando Llorente, que ya lleva cincuenta con la camiseta del conjunto bilbaíno.

El Athletic intentó hacerse con las riendas del partido desde el principio apoyándose en la pareja Yeste-Orbaiz, en el centro del campo ideado por Caparrós. Sin embargo, esa idea inicial se diluyó muy pronto y dos disparos de Susaeta rechazados por la defensa fueron el bagaje ofensivo de los rojiblancos en el primer tiempo.

Un primer tiempo en el que el equipo portugués se fue encontrando cada vez más cómodo y más vertical. Edgar, en dos ocasiones, y Luís Alberto, de cabeza, estuvieron muy cerca de inaugurar el marcador para el Nacional. Al filo del descanso llegaría el primer gol de los lusos por mediación de Rúben Micael, que con un disparo raso batió a Iraizoz.

En la reanudación Caparrós dio entrada a Javi Martínez y a De Marcos y el Athletic resucitó. Bajo una intensa lluvia, los 'leones' adelantaron sus líneas de presión y consiguieron robar el balón más arriba. Con esto llegaron las primeras ocasiones rojiblancas en las botas de Susaeta, Llorente y Javi Martínez.

La entrada de Javi Martínez y De Marcos dio un nuevo aire al Athletic

Con el público de San Mamés apretando y los bilbaínos volcados al ataque, el gol rondaba la portería lusa y este terminó llegando. Mediada la segunda parte, Joseba Etxeberria recogió en el área pequeña un rechace del portero tras remate de Llorente y sólo tuvo que empujar el balón para firmar la igualada.

El Athletic, mucho más despierto que en la primer mitad, continuó llegando con peligro por ambas bandas. Un gol anulado a Toquero y un cabezazo de De Marcos sacado en la línea de gol fueron las ocasiones más claras de los rojiblancos antes del segundo tanto, que llegaría en las botas de Llorente. El delantero recogió un balón colgado en la frontal, regateó a su marcador y anotó con la zurda para darle la victoria al Athletic. 

Con la remontada ya en el bolsillo, el Athletic calmó el juego y trató de conservar la renta adquirida, mientras que los madeirenses quemaban sus última naves. Tras esta victoria, unido al empate a dos goles entre el Austria de Viena y el Werder Bremen en el otro partido del grupo L, el Athletic se coloca en una buena situación antes de afrontar dentro de dos semanas su visita a la ciudad de Funchal.