Público
Público

El Atlético retoma el camino hacia la Liga de Campeones

EFE

La victoria contra el Deportivo de La Coruña (1-2) devolvió al Atlético de Madrid al camino hacia la Liga de Campeones, a tres puntos de distancia a falta de ocho jornadas, en las que el equipo rojiblanco se encontrará con un calendario más favorable que sus rivales directos por la cuarta posición.

Después de superar en Riazor su primera 'final', con goles del argentino Sergio 'Kun' Agüero y el portugués Simao Sabrosa, que firmó el 4.000 de su equipo en Primera División, se ha reenganchado a la lucha por la 'Champions', en la que está a tres y dos puntos, respectivamente, de Valencia -cuarto- y Villarreal -quinto-.

Los cálculos del equipo rojiblanco para aspirar al cuarto puesto pasan, aún así, por seis triunfos más en los últimos ocho encuentros. Esa cifra le daría 64 puntos al cierre de la Liga, la media necesaria para ocupar esa plaza de la clasificación, según marcan las estadísticas de las últimas diez campañas.

En esa recta final, el Atlético afrontará cinco duelos en casa (Numancia, Sporting de Gijón, Espanyol, Valencia y Almería) y tres fuera (Racing de Santander, Betis y Athletic de Bilbao). Siete de sus ocho próximos rivales están más cerca de la zona de descenso que de los puestos europeos a falta de ocho partidos.

De todos ellos, sólo el Valencia, con el que se medirá en el Vicente Calderón en la antepenúltima jornada, está por delante en la clasificación, después de que el Atlético ya se haya enfrentado a los otros cuatro conjuntos que le superan a día de hoy en la tabla: Barcelona, Real Madrid, Sevilla y Villarreal.

También le favorece el calendario de sus rivales directos. Salvo el Málaga, con el que está igualado y que también se ha enfrentado ya a los seis primeros, el Valencia y el Villarreal, con tres y dos puntos de ventaja, respectivamente, sobre los rojiblancos, aún deben jugar ante Barcelona, Real Madrid y Sevilla, además de entre ellos.

Aún así, el Atlético apenas tiene margen de error en las últimas ocho jornadas, a las que llega con cuatro puntos de déficit a estas alturas respecto al pasado curso, en el que logró el billete para la Liga de Campeones, pero con la autoestima reforzada tras un triunfo vital en La Coruña, tras las derrotas ante Mallorca y Osasuna.

"Esta victoria te vuelve a reforzar, a creer en lo que estás haciendo y nos devuelve la confianza para seguir trabajando para el futuro. Cuando jugamos al fútbol, estamos metidos en el partido y tenemos intensidad, podemos ganar a cualquiera", afirmó anoche Abel Resino, entrenador rojiblanco, tras vencer al Deportivo.

La victoria en Riazor, que recuperó su crédito como visitante con su primer triunfo lejos del Vicente Calderón desde el pasado 8 de febrero (0-3 frente al Recreativo), era imprescindible para mantener sus aspiraciones, debilitadas por su decepcionante inicio de 2009, en el que sólo ha ganado cuatro de sus catorce partidos de Liga.

Iñaki Dufour

Más noticias de Política y Sociedad