Público
Público

Aumentan a 18 los muertos en Honduras por las inundaciones de los últimos nueve días

EFE

Las inundaciones a causa de las torrenciales lluvias que han azotado Honduras en los últimos nueve días han dejado un saldo de al menos 18 muertos, informó hoy la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

Hasta ayer los muertos sumaban 13, pero en las últimas horas de hoy se han registrado otros cinco en diferentes regiones del país, mientras que hay dos heridos y la cifra de desaparecidos aumentó a ocho, indicó un portavoz de la Copeco, que coordina los programas de ayuda a los damnificados y otros afectados por las lluvias.

Un informe de la Copeco señala que unas 142.000 personas han sido afectadas por el mal tiempo y que los damnificados superan los 24.000.

En algunas regiones del país en las que habían bajado los niveles de ríos caudalosos anoche volvieron a subir, informaron otras autoridades locales.

El paso entre Pimienta y la norteña ciudad de San Pedro Sula, la segunda más importante de Honduras, se volvió a suspender por una nueva crecida del río Ulúa.

El río ha puesto en peligro el puente principal a la altura de Pimienta, que mide más de 70 metros, por lo que las autoridades de tránsito ordenaron que se cierre el paso a todo tipo de vehículos hasta que mejoren las condiciones.

Eso implica que los transportes que se dirigen hacia Tegucigalpa, en el centro del país, desde San Pedro Sula tienen que tomar otra ruta porque la carretera principal que comunica a ambas ciudades está interrumpida en Pimienta.

En el municipio de Marcovia y comunidades vecinas del sureño departamento de Choluteca también se produjo una nueva crecida del río que cruza por la zona.

La crecida ha inundando más de 200 viviendas en Marcovia, Monjarás y otras comunidades de esa jurisdicción, según las autoridades locales.

Los pobladores del sur creían ayer que las condiciones comenzaban a mejorar porque hubo varias horas de sol, pero en la noche las lluvias volvieron a arreciar, lo mismo que en otras zonas del centro, norte y occidente.

El titular de la Copeco, Marco Burgos, reiteró hoy que la "alerta roja" se mantiene en las zonas más afectadas y que el mal tiempo continuará al menos durante 48 horas.

Otra mala noticia, indicó Burgos, es que para el fin de semana se espera la llegada de un frente frío que se desplaza desde Norteamérica.

Las lluvias también han destruido al menos 23.000 manzanas (unas 16.083 hectáreas) de cultivos en todo el país, informó ayer el viceministro de Agricultura, Efraín Figueroa.

El temporal afecta a 16 de los 18 departamentos de Honduras, detalla el último informe de la Copeco.

Hasta ahora solamente los departamentos de Gracias a Dios (este), fronterizo con Nicaragua, e Islas de la Bahía, ambos en el Caribe, se han librado de los fuertes aguaceros.

En varias comunidades afectadas la ayuda estatal como comida, agua, medicinas y ropa no ha llegado todavía, mientras que en otras los afectados se quejan porque los dueños de establecimientos comerciales están incrementando el precio de los alimentos.

La comunidad internacional ha comenzado a brindar ayuda para los damnificados.

Las lluvias también han destruido parcialmente carreteras primarias, secundarias y puentes en los cuatro puntos cardinales del país por hundimientos de tierra y derrumbes.

Más noticias de Política y Sociedad