Público
Público

Australia censura "Fallout 3" por representar el uso de drogas

Después de impedir la distribución de "ShellShock 2: Blood Trails" y "Dark Sector", el comité de evaluación de películas, libros y videojuegos australiano se ha negado a catalogar "Fallout 3&quot

PÚBLICO.ES / AGENCIAS

Las autoridades australianas han prohibido la venta del videojuego "Fallout 3" debido al uso que hace de las drogas en un escenario postapocalíptico.

El organismo encargado de clasificar las películas y los libros en el país austral se ha negado a emitir un certificado que catalogue a la tercera parte de "Fallout" como "recomendado para mayores de 18 años" ya que sólo disponen de etiquetas para mayores de 15.

"Fallout 3", que ha sido desarrollado por Bethesda Softworks y que está programado para que llegue al mercado a final de año, está pendiente de ser catalogado en EEUU.

La junta que clasifica el contenido, que normalmente censura sólo un par de juegos al año, describió a "Fallout 3" como un juego de disparos donde los jugadores dirigen a sus personajes como si vivieran la acción en primera persona por las calles de una desolada ciudad de Washington, después de emerger desde un refugio tras cientos de años de encierro.

El usuario tiene la opción de utilizar varias sustancias conocidas como "químicos" utilizando un dispositivo que está conectado al arma que portan. Estas sustancias tienen efectos positivos, como un incremento en la fuerza y en la agilidad del personaje, aunque también tienen su lado negativo al disminuir la inteligencia y causar adicción, en el protagonista.

Este comité expresó que la lista de estos "químicos" también era una representación visual de drogas como jeringas, pastillas, pipas de crack y ampollas.

Según el punto de vista de la Comisión, esta representación visual de las sustancias y de su método de consumo acerca las "drogas ficticias" a las drogas del mundo real, como expresaron en su comunicado.

Desde el punto de vista del comité, se relacionan de esta manera incentivos y recompensas, como el hecho de mejorar el rendimiento y las habilidades en el juego, con la facilidad de conseguirlo a través del consumo de sustancias. "Por eso rechazamos su clasificación", expresó esta institución.

La comisión estimó que el videojuego podría haber sido clasificado como para mayores de 15 años por su violencia.

Este es el tercer juego al que se le niega su clasificación en Australia en el presente año, lo que significa que estas producciones tienen vedada su comercialización en el país. El comité también censuró "ShellShock 2: Blood Trails" y "Dark Sector", por motivos similares.

Más noticias de Política y Sociedad