Público
Público

El autor del atentado de Lockerbie puede salir de la cárcel

Megrahi, acusado del asesinato de 270 personas, sufre cácer de próstata terminal y ha solicitado su liberación

PÚBLICO.ES/EFE

El ciudadano libio que fue condenado a cadena perpetua por el atentado de Lockerbie (Escocia) puede ser liberado la próxima semana por razones humanitarias, ya que padece cáncer de próstata terminal, informaron hoy los medios británicos. Abdelbaset Ali al-Megrahi fue condenado por la muerte de 270 personas, víctimas en 1988 de la explosión en pleno vuelo de un avión de la compañía estadounidense Pan Am sobre Escocia. Las autoridades británicas afirmaron que las informaciones son "puras especulaciones" y las familias de las víctimas expresaron su indignación ante la eventualidad de una liberación del preso.

La BBC informó de que las autoridades libias han mantenido conversaciones al más alto nivel con el ministro de Justicia de Escocia en los últimos días y que ya están preparando la vuelta de Megrahi a Trípoli, probablemente para el fin de semana.

El Gobierno escocés negó que se haya tomado una decisión al respecto, aunque admitió que está considerando una petición de puesta en libertad de Megrahi a la vista de su condición médica. El ministro escocés de Justicia, Kenny MacAskill, a quien corresponde la decisión final sobre la liberación y repatriación, visitó al prisionero libio la semana pasada en la prisión de Greenock, en un encuentro del que no se han ofrecido más detalles.

Fuentes del Gobierno escocés recordaron a la agencia de noticias PA que Megrahi también presentó un recurso contra su condena por el atentado terrorista y que mientras este asunto esté en trámite judicial el ministro no podrá conceder un traslado al preso. Sin embargo, si se aceptaran los motivos humanitarios para la puesta en libertad, Megrahi no tendría que renunciar previamente al recurso contra la condena.

MacAskill manifestó recientemente que en su decisión no influirán factores económicos ni políticos y que el Gobierno escocés no se ha fijado un plazo de tiempo para tomar una decisión al respecto.

Las familias reaccionaron con indignación a la noticia y Kathleen Flynn, que perdió a su hijo en el atentado, dijo a la BBC que estaba "horrorizada" ante la posibilidad de una liberación de Megrahi.

Flynn manifestó que el preso no se atuvo a razones humanitarias cuando puso la bomba en el avión: "¿pensó Megrahi en cuestiones humanitarias cuando puso una bomba en un avión estadounidense pocas horas antes de que estallara en el cielo y sobre la gente de la población de Lockerbie?. Yo creo que no".

La estadounidense Susan Cohen, que perdió a su hija, coincidió en que "sería una vergüenza dejar salir a Megrahi", mientras que Pamela Dix, que forma parte de una asociación de víctimas del vuelo 103 de Pan Am, lamentó "que no se haga justicia" a los fallecdos. 

Más noticias de Política y Sociedad