Público
Público

Las autoridades italianas minimizan el caso de la mozzarella contaminada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades italianas, tanto políticas como sanitarias, han quitado hoy importancia al caso de la mozzarella de búfala contaminada en el sur de Italia en distintas declaraciones que niegan la gravedad del asunto.

El ministro de Agricultura en funciones de Italia, Paolo de Castro, aseguró por ejemplo que "no existe el caso de la dioxina en Campania".

El director del Instituto de Ciencia Alimentaria, Antonio Malorni explicó que "las dioxinas han estado siempre presentes en la cadena alimentaria de forma testimonial" y afirmó que "sólo pueden ser tóxicas si se ingieren en dosis masivas".

Malorni destacó que el 87% de las muestras tomadas en las 130 queserías investigadas en el sur del país no presentan índices elevados de dioxinas.

El director general del Ministerio de Sanidad, Silvio Borrello, resaltó además que de las 83 granjas cerradas temporalmente, sólo 30 o 35 lo serán definitivamente.

Todas esas declaraciones se han producido en un día en que el Gobierno italiano ha informado a la Comisión Europea (CE) de que las partidas de queso mozzarella de búfala con niveles anormales de dioxinas no han salido del "mercado local".

De esa forma, el Gobierno de Roma sostiene que el asunto no afecta al resto de la UE, según dijo en Bruselas la portavoz de Sanidad del Ejecutivo comunitario, Nina Papadoulaki.

Las declaraciones de hoy contrastan con el alarmismo de días anteriores que, incluso, provocaron la suspensión en varios países de las importaciones del famoso queso, ingrediente imprescindible en una pizza tradicional.

Del alarmismo inicial, las autoridades políticas han pasado al extremo contrario con declaraciones como las del ministro de Asuntos Exteriores, Massimo D'Alema, quien se ha declarado "impresionado" e "indignado" por unas "conjeturas que han hecho mucho daño a Italia", país que precisamente "tiene controles más precisos que ningún otro".