Público
Público

Las autoridades italianas piden calma ante la alarma por la supuesta presencia de dioxina en la mozzarella

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El subsecretario del Ministerio de Sanidad de Italia, Gian Paolo Patta, anunció hoy que enviará a la Comisión Europea, en las próximas 48 horas, un informe sobre la presencia de dioxina en el queso mozzarella con el fin de frenar la alarma en los mercados internacionales.

Según Patta, el documento servirá también para "tranquilizar a los países" consumidores tras conocerse que está contaminada con dioxina la leche de búfala con la que se hace el queso de mozzarella que se produce en la región sureña de Campania.

La Comisión Europea había pedido información al "Sistema de Alerta Rápida de la UE para piensos y alimentos" (RASFF) en Italia, después de que las autoridades italianas cerraran 80 granjas el sábado pasado.

Los ministerios de Comercio Exterior, Agricultura, Medioambiente y Exteriores y los responsables de institutos zooprofilácticos celebraron hoy una reunión técnica para evaluar la situación.

Tras esa reunión, Patta explicó que algunos Estados han pedido individualmente información, "porque quieren conocer cuáles son las empresas implicadas para prevenir posibles riesgos".

Añadió que los casos de presencia de dioxina en la mozzarella de búfala son "mínimos" respecto a la gran cantidad de granjas y empresas productoras de este tipo de quesos, y que éstos han sido denunciados a la justicia.

Según los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad, permanecen "aisladas y cerradas temporalmente" 83 granjas de búfalas ante el riesgo de presencia de dioxina, mientras que se han detectado "dioxina moderadamente superior al límite previsto por las normativas europeas en la mozzarella y en la leche de 25 queserías sobre las 130 controladas".

Según Patta, la presencia en algunos exámenes de dioxina en la mozzarella de búfala puede ser debido a la presencia de "partidas ilegales de leche procedente del extranjero", aunque se siguen estudiando otros factores que hayan podido determinar la presencia de la dioxina.

Según algunos expertos la dioxina presente en la mozzarella puede estar relacionada con la combustión de basuras en la región de Campania, donde la acumulación de residuos representa desde hace años un grave problema para la zona.

El comisario extraordinario del Instituto zooprofiláctico del sur de Italia, Antonio Limone, aseguró "que no existe algún motivo para considerar que la mozzarella de búfala esté contaminada o sea insalubre".

Con anterioridad, ya había explicado que el consumo de mozzarella con dioxina "no representaría un problema para la salud a no ser que se consumiera en elevadísimas cantidades durante un largo periodo".

Otros expertos citados por los medios locales aseguraron que haría falta comer unos 1.300 kilos de mozzarrella al día durante 15 días seguidos para poner en riesgo la salud".

Limone confirmó además que la Región de Campania destruirá la leche de búfala que durante los exámenes ha dado positiva a la dioxina.