Público
Público

Autorizados los trabajos de exhumación de la fosa de Lorca

Reuters

El último obstáculo para la apertura de la fosa en la que supuestamente está enterrado el poeta Federico García Lorca se superó el viernes con la firma de un convenio que autoriza el inicio de los trabajos de exhumación en la localidad granadina de Alfacar en los próximos días.

Las tareas de excavación comenzarán "inmediatamente", una vez que se haya concluido el montaje de una carpa de 10x20 metros que tratará de garantizar la seguridad y la privacidad de los trabajos, según anunció la Junta de Andalucía.

No obstante, la autorización y puesta en marcha de la exhumación de los restos sepultados en esta zona no implica que se llegue a saber si efectivamente García Lorca fue enterrado allí, ya que sus descendientes han expresado que se reservan el derecho a disponer de sus restos.

Junto al poeta de la generación del 27 estarían enterrados también el profesor Dióscoro Galindo y los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Juan Arcollas, asesinados por las tropas franquistas un mes después del inicio de la Guerra Civil en 1936.

La consejera de Justicia de la Junta de Andalucía, Begoña Álvarez, destacó que el objetivo de los trabajos de exhumación no era encontrar los restos de Lorca, sino recuperar la memoria histórica y dignificar a los asesinados durante y después de la Guerra Civil.

"Nuestro objetivo no es buscarle (a Lorca)", dijo la consejera durante una rueda de prensa ofrecida tras la firma del convenio entre la Consejería de Justicia de la Junta de Andalucía, la Diputación de Granada, el Ayuntamiento de Alfacar, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y la Universidad de Granada.

"Se han elegido estas fosas por su importancia para la Memoria Histórica, no porque unos muertos sean más importantes que otros, sino porque estos enterramientos tienen un interés ejemplar. Aquí se reúnen los argumentos que usaron los asesinos para eliminar ideas, pensamientos, actitudes, elecciones sexuales y todo lo diferente que anula un estado de pensamiento único", agregó en un discurso.

La consejera aseguró que desde la Junta se ofrecerá exclusivamente información de "interés general", como el número de cadáveres hallados en la fosa o si están o no identificados.

La sobrina del famoso autor, Laura García Lorca, ha sostenido en repetidas ocasiones que la familia estaba en contra de la apertura de la fosa, puesto que creían que no contribuiría a cerrar heridas, al considerarla como una evidencia del trato brutal de la dictadura de Franco.

Sin embargo, los descendientes de Galadí mostraron su alegría por la decisión.

"Se ha hecho lo que nosotros hemos pedido siempre (...) Intimidad y respeto y nada más que eso, es lo que queremos (...) Nosotros lo único que queremos es sacar los restos de mi abuelo", dijo Francisco Galadí en declaraciones a RNE.

SEIS ZONAS DE INTERÉS

Los estudios practicados el mes pasado por el Instituto de Geofísica de la Universidad de Granada mediante un sistema de georadar han revelado que existen seis zonas de interés para la excavación y que se encuentran a una profundidad de entre 0,60 y 1,80 metros.

"El estudio formal no habla de personas, habla de movimientos de tierra y de cambios de densidad de la tierra, por lo tanto lo que nos dice es que son zonas de posible actuación porque han sido removidas posiblemente por causa de enterramientos", afirmó la consejera.

Según informó la Junta, inicialmente se actuará sobre cuatro de las zonas señaladas por el Instituto de Geofísica, para después trasladar la carpa a otras dos zonas detectadas.

El encargado de la investigación forense de los trabajos, José Antonio Lorente, explicó que las tareas se dividirán en cuatro fases: la ubicación de las fosas, la exhumación, el estudio antropológico y finalmente el estudio genético.

Las estimaciones de las cifras de fusilados por las fuerzas de Franco van de centenares a miles de personas.

Más noticias de Política y Sociedad