Público
Público

Ayudas económicas para el regreso voluntario

Alemania tiene dos programas de fomento del retorno de inmigrantes a sus países de origen, uno para los solicitantes de asilo y otro para las repatriaciones voluntarias comunes

GUILLEM SANS MORA

Alemania tiene dos programas de fomento del retorno de inmigrantes a sus países de origen, uno para los solicitantes de asilo y otro para las repatriaciones voluntarias comunes. Sobre ambos se elabora una estadística conjunta. Según los últimos datos disponibles, en 2007 fueron 3.400 las personas que se acogieron a uno de los dos programas.

Las autoridades alemanas asumen los costes de transporte para aquellos que quieran regresar. Les pagan el billete de avión, tren o autobús, y los que quieren volver a su país en coche reciben una retribución única de 205 euros por vehículo para gasolina. Cada adulto puede solicitar 100 euros, y cada niño 50 para otros gastos del viaje.

Para comenzar una nueva vida en su país de origen, Alemania ofrece un máximo de 600, 750 y 1.500 euros a cada familia de inmigrantes, dependiendo de cuáles sean sus lugares de procedencia, que se dividen en tres grupos. Quienes más reciben son los ciudadanos de Irak, Afganistán y las minorías serbia y romaní de Kosovo. Los turcos, principal colectivo inmigrante en Alemania con 2,3 millones de personas, están en el segundo grupo.

Llegaron a finales de los años 50, como mano de obra para el "milagro económico alemán". Y se quedaron. A partir de 1973, cuando el Gobierno alemán paró la campaña de captación, los inmigrantes no sólo permanecieron en el frío norte europeo, sino que se trajeron a sus familias.

Más noticias de Política y Sociedad