Público
Público

Los ayuntamientos no tienen ni para pagar las nóminas

Los municipios han recortado en gastos corrientes, en festejos y han congelado algunos sueldos, pero ahora se enfrentan a crecientes dificultades para pagar los salarios a sus plantillas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mientras la atención reciente se ha centrado en la financiación autonómica, los ayuntamientos siguen la batalla diaria de tener que hacer frente a innumerables servicios con unas cuentas que, si ya habitualmente se encuentran en situación de precario equilibrio, la crisis ha puesto ahora al rojo vivo. Hasta el punto de que varias corporaciones no tienen dinero ni para pagar a sus empleados.

'Los ayuntamientos son los primeros que sufren la caída de los ingresos', explica el Presidente de la Comisión de Haciendas Locales de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes. El próximo año, aún será peor, porque es cuando el Estado traspasa a los municipios y las autonomías la parte que les corresponde de los ingresos recaudados en 2009, que están por los suelos.

Hasta ahora, la FEMP ha recomendado a los ayuntamientos que reduzcan los gastos protocolarios, de papel, teléfono, luz y que congele los salarios de alcaldes, concejales y personal de libre asignación. Pero no es suficiente. 'Los ayuntamientos deberán reducir los servicios con toda seguridad', afirma.

Que Pamplona haya rebajado un 30% el presupuesto de los sanfermines, o que este verano las fiestas mayores sean bastante menos lucidas en buena parte de las poblaciones son sólo una anécdota.

Los ayuntamientos grandes son los más endeudados (Madrid es el que más, con una deuda de 7.000 millones), pero comparativamente los pequeños municipios son los que lo pasan peor.

Un ejemplo son las repetidas manifestaciones en la población gaditana de La Línea ante la dificultad de la corporación para pagar el sueldo de casi 700 empleados. En Andalucía, 'la falta de liquidez y recursos' ha llevado a más de la mitad de los municipios a tener problemas para pagar las nóminas, según la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP).

El principal problema es que en los últimos años de bonanza las plantillas de las corporaciones se han sobredimensionado. Los que más sufren son los que 'se han gestionado en base a la actividad inmobiliaria sin prever que todo se podía frenar en algún momento', critica el responsable de la FEMP. 'Los gastos de personal no se pueden reducir, no podemos plantear despidos como una empresa privada, y esta partida se está comiendo a todos los ayuntamientos', explica Arahuetes.

El presidente de la comisión de promoción económica, trabajo y recursos humanos de la Federación Andaluza de Municipios y alcalde de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), Juan Ramón Troncoso (PSOE), no da una cifra de municipios con problemas, si bien acepta que son muchos y lamenta que 'el debate eterno de la financiación autonómica no ha permitido abordar la financiación municipal'.

Las corporaciones municipales reclaman desde hace mucho tiempo que los recursos que perciben, que actualmente representan el 14% del total, sea del 25%, más aún cuando muchos han asumido competencias de las comunidades para poder ofrecer servicios. Al margen de la financiación, lo primordial para la FEMP es solucionar el problema de raíz: 'Que se establezca por ley qué responsabilidades deben asumir'.

Más noticias en Política y Sociedad