Público
Público

Aznar entra en un grupo con intereses en Europa del Este

El ex presidente asesora a Doheny, tercera compañía estadounidense para la que trabaja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El espacio empresarial de José María Aznar ha crecido de nuevo. El ex presidente se ha incorporado como asesor a la compañía estadounidense Doheny Global Group, que combina el negocio de las inversiones en el sector energético con las del ámbito inmobiliario y que ha tomado Europa del Este salvo Rusia como zona estratégica de expansión. La Fundación FAES, el conservador laboratorio de ideas que preside Aznar, confirmó a este diario su vinculación con Doheny, pero no aportó ningún dato sobre cuándo comenzó a trabajar para el grupo ni qué tareas concretas desarrolla.

Las fuentes consultadas en FAES matizaron que Aznar ya no guarda conexión con la segunda compañía del sector energético a la que aparecía ligado, la italiana Falck SPA. 'Desde noviembre de 2008', aseguró un portavoz de FAES, 'ya no la asesora'. En 2008, Falck facturó por ventas 158,5 millones de euros, en su mayoría (97,7 millones) procedentes de la producción de energía mediante biomasa.

Facilitar relaciones a la empresa forma parte del cometido de Aznar

Doheny está dirigida por el empresario Irwin Katsof, cofundador de la organización El Fondo de Jerusalén de Aish Ha Torah (El Fuego de la Torah), que reivindica el orgullo de ser judío y organiza viajes promocionales a Israel.

La compañía cuenta con una panoplia de consultores de lujo procedentes del campo de la política y la diplomacia. Según la información incluida en su web hasta la semana pasada y ahora eliminada, entre quienes poseen en Doheny el rango de 'socio estratégico limitado' figuran, junto con Aznar, el general estadounidense retirado Wesley Clark, que comandó las fuerzas de la OTAN durante la guerra de Kosovo; la máxima responsable de la Agencia de Protección Ambiental de EEUU bajo mandato de George W. Bush y ex gobernadora de New Jersey, Christine Todd; el ex secretario del Departamento Nacional de Seguridad de EEUU tras su creación por Bush, Thomas J. Ridge; y el ex primer ministro búlgaro Philip Dimitrov. Tanto Aznar como los republicanos Todd y Ridge son firmes defensores y propagandistas de la energía nuclear.

El ex presidente ya estaba ligado a News Corporation y a J.E. Roberts

En declaraciones a Público durante su asistencia a la Conferencia Anual del Club de Madrid, a cuya directiva pertenece, Dimitrov aseguró que no le consta que Doheny se haya embarcado en ningún proyecto nuclear. A la pregunta de por qué la compañía se ha centrado en el área ex soviética, pero no en Rusia, Dimitrov respondió que la razón estriba en el excesivo control que el Gobierno de Moscú ejerce sobre el sector energético.

Doheny opera en Ucrania, Bulgaria, Letonia, Pakistán y Georgia, países cuyos mandatarios están claramente alineados con EEUU. En noviembre de 2008, tres meses después de la Guerra de los Cinco Días que enfrentó a Rusia y Georgia, Doheny firmó con el Gobierno de Tiflis un acuerdo para invertir 175 millones de dólares en la construcción de seis plantas hidroeléctricas capaces de generar 100 megavatios, según su nota oficial.

La web de Doheny no aporta más datos económicos. Sí precisa que una de sus filiales de la división inmobiliaria ya ha desarrollado en Estados Unidos suelo para oficinas y zonas comerciales por un valor superior a 500 millones de dólares. Un experto en el sector energético consultado por este diario apuntó que la información hecha pública por el grupo sugiere que no es tanto un operador eléctrico en su sentido clásico como un 'intermediario'.

Los llamados 'socios estratégicos limitados' de Doheny no participan en las decisiones de la empresa. Simplemente, y como admite Dimitrov, manejan sus influencias y conocimientos para facilitar las actividades de la compañía. No es ese un papel nuevo para Aznar, en cuyo currículum brilla con la luz de la controversia su pertenencia al consejo directivo de News Corporation, el conglomerado del magnate Rupert Murdoch que tiene como mascarón de proa mediático la cadena Fox.

El presidente de honor del PP también forma parte del consejo asesor de una tercera compañía estadounidense, J. E. Roberts, dedicada a operaciones inmobiliarias.

En 2008, Aznar obtuvo 148.000 euros de News Corporation, para la que la empresa familiar del ex presidente, Famaztella, ya trabajaba desde septiembre de 2004. El Gobierno reprochó en su día a Aznar que no hubiera declarado su relación con Murdoch mientras pertenecía al Consejo de Estado. El ex presidente dimitió del Consejo.

Famaztella, a través de la cual Aznar canaliza sus ingresos, logró en 2008 un beneficio neto de 412.770 euros, lo que supone un incremento del 34,4% respecto a 2007.

Más noticias en Política y Sociedad