Público
Público

Aznar marca la senda al discurso de Rajoy

El ex presidente culpa ahora a los socialistas de 'destruir' el modelo autonómico. Asegura que la sentencia del Estatut de Catyalunya ha dado la razón a su partido y le va a dar 'más votos'

MARÍA JESÚS GÜEMES

José María Aznar ha vuelto a convertirse en el protagonista absoluto de un acto del PP. El ex presidente del Gobierno fue el encargado de inaugurar la convención de los conservadores en Sevilla. Y su actuación no defraudó a los suyos.

Hace una semana, en un encuentro en León, Aznar generó una gran revuelo al señalar que España está 'intervenida de hecho' y al calificar al Estado de 'inviable'. Durante toda la semana, la polémica no ha cesado. Y el debate se ha cerrado de golpe cuando la dirección nacional del partido lo avaló con Mariano Rajoy sentado en primera fila y cuando María Dolores de Cospedal, como su telonera, le dio paso abrazando su discurso.

'Ahora hay recelos de los mercados, y una economía intervenida y tutelada', dijo la secretaria general del PP. Los conservadores han repetido este mensaje en numerosas ocasiones. El primero, Mariano Rajoy, que lo expuso incluso en el Congreso de los Diputados. Con ello no han hecho más que contribuir a fomentar las dudas sobre la solvencia de la economía española.

El ex presidente dice que no es hora de 'bromas ni pinganillos'

Cospedal destacó el compromiso de su partido con el estado autonómico pero terminó por refrendar también en este sentido a su presidente de honor: 'Para hacer viable nuestro Estado hay que ordenarlo y racionalizarlo'.

En el PP afirman que su intención no es recuperar competencias o reformular constitucionalmente el Estado de las autonomías. Eso sí, Rajoy ha propuesto una serie de medidas que van más ecaminadas a recortar el autogobierno de las comunidades.

Aznar ha querido dejar las cosas claras y nuevamente marcó la senda a su partido. 'Es soprendente, por no decir otra palabra más fuerte, que cuando ponemos encima de la mesa ideas razonables y razonadas, apoyadas en la experiencia española y europea, para hacer racional nuestro Estado autonómico y asegurar que sea sostenible, se diga que queremos cambiarlo', indicó. A su juicio, 'los únicos' que han hecho todo lo posible para 'destruir' el sistema han sido los socialistas, 'con el presidente del Gobierno a la cabeza'.

El responsable de la macrofundación ideológica FAES atacó duramente al PSOE afirmando que, 'no contentos con intentar cambiar la Constitución por la puerta de atrás', anuncian que buscarán 'dejar sin efecto' la sentencia del Constitucional.

Para solventar 'los daños' propone recuperar el gran pacto de 1978 

'Todavía pretenden proclamarse defensores del Estado autonómico cuando han sido los que han llevado el modelo al borde del principio', proclamó arrancando aplausos.

Aznar se alegró de su 'fracaso' y se deleitó al considerar que el alto tribunal había respaldado a su formación: 'La razón nos ha dado, y nos dará, muchos más votos de los que hemos tenido'.

'Somos el único gran partido que cree en España y que está comprometido con su futuro', dijo en clave electoral. Hasta en tres ocasiones, Aznar resaltó que el PP tiene que ganar por mayoría absoluta para sembrar España de 'esperanza, concordia y decisión'. En su opinión la situación no está para 'bromas ni pinganillos' y menos aún para estar hablando de si Zapatero se va o no se va cuando 'tendría que haberse ido ya'.

La solución no vendrá según él de un 'socialismo a la desesperada' que se 'difraza' de reformismo. 'Una cosa es la diversidad y otra muy distinta el absurdo de considerar que el único estado aceptable es un estado residual. Eso no es cierto', mantuvo. Aznar cree que los daños no son irreparables y para ello propuso recuperar el gran pacto de 1978.

Más noticias