Público
Público

Ballack, la duda esencial que sacude a Alemania

EFE

Alemania afronta la final de la Eurocopa con la duda de última hora de si Michael Ballack, el motor de la selección de Joachim Löw, podrá disputar el partido contra España, cuestión que ha sacudido los medios y el país entero.

"Conmoción: Ballack lesionado", es el titular compartido por los populares "B.Z." y "Berliner Kurier" de hoy, mientras la edición dominical de "Bild" trata de sacar fuerzas de flaqueza o de conjurar al diablo con un "A pesar de todo, nos llevaremos el 'pote'".

"Que falte el capitán sería una catástrofe. Lo único que cabe esperar es que la selección reaccione a la adversidad y que los españoles se confíen", dice el "kaiser" Franz Beckenbauer a "Bild".

El propio "kaiser" había sentenciado ayer, en declaraciones a "Bild", que la diferencia esencial entre las selecciones de Löw y de Luis Aragonés es que España no tiene un auténtico capitán sobre el campo, como Ballack.

La edición digital del semanario "Der Spiegel" recuerda la maldición que persigue al capitán en partidos esenciales, como la final del Mundial 2002 de Japón y Corea, en que Alemania quedó subcampeona tras Brasil con Ballack sancionado en el banquillo.

Los medios apuntan asimismo que éste es la tercera Eurocopa de Ballack -las de 2000 y 2004, acabaron prematuramente para Alemania- y que el jugador está necesitado del título tras ser subcampeón del mundo en 2002 o el tercer puesto del Mundial de 2006, torneo que se abrió también con la ausencia del jugador por idéntica lesión.

Las dudas en torno al capitán se dispararon ayer, después de que no participara en el entrenamiento, a lo que siguió el comunicado de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) informando de su lesión.

Löw compareció ante la prensa, afirmó que Ballack no está descartado, aunque las esperanzas "no son muy grandes" y ratificó que no sabrá si puede contar con él hasta poco antes del partido.

Más noticias de Política y Sociedad