Público
Público

Balneario Prats se queda sin reservas agua termal y sigue abierto como hotel

EFE

El Balneario Prats de Caldes de Malavella (Girona) se ha quedado sin reservas de aguas termales y ya no está en disposición de ofrecer este servicio en sus instalaciones, aunque permanecerá abierto como hotel, según confirmó a Efe Rafael Quintana, propietario del establecimiento.

La empresa Malavella S.S., del grupo Vichy Catalán, cortó el pasado jueves el suministro de agua termal del manantial La Mina al Balneario Prats, después de 160 años de actividad del centro.

Quintana explicó que la Generalitat ha convocado mañana a las dos partes a una reunión en la sede de la dirección general de Energía y Minas en Barcelona para intentar encontrar una solución dialogada al conflicto.

El Balneario Prats es el más antiguo de Caldes de Malavella y sus orígenes se remontan a 1840, cuando la familia Prats comenzó a canalizar el agua del manantial de La Mina, propiedad actualmente del grupo Vichy Catalan, dueño también del otro establecimiento de estas características ubicado en la localidad gerundense.

El origen del conflicto entre ambas empresas estaría en el hecho de que Prats pidió durante una renegociación del contrato de cesión del agua -mediante el cual podía tomar 36.000 litros diarios de agua termal de una propiedad de Vichy- la supervisión directa de la dirección general de Energía y Minas de la Generalitat para garantizar la equidad del contrato.

Quintana precisó que Vichy tenía previsto mantener la concesión a Prats sólo en el caso de que no descendiera el caudal y la temperatura y las condiciones del agua fuesen estables, situación que el Balneario Prats no aceptaba ya que no podía saber si efectivamente el caudal bajaba.