Público
Público

Ban Ki-moon concluye su misión humanitaria en Birmania

EFE

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, partió hoy de Bangkok, la capital tailandesa, tras poner fin a una misión humanitaria en Birmania (Myanmar) y presionar a la Junta Militar para que abra las puertas del país a la ayuda internacional.

Ban Ki-moon regresa a la sede de la ONU después de cinco jornadas de reuniones con miembros del Gobierno militar birmano y visitar la región del delta arrasada por el ciclón "Nargis", que causó a su paso cerca de 134.000 muertos y desaparecidos.

El retorno de Ban Ki-moon a Nueva York se produce un día después de la celebración en Rangún de la conferencia internacional de países donantes, que ofrecieron cerca de 100 millones de dólares (63 millones de euros) a Birmania para asistir a los 2,5 millones de damnificados y financiar la rehabilitación de la infraestructura.

En la conferencia, organizada por la ONU y las Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), los países donantes exigieron la entrada en el país de los cooperantes y garantías de que la ayuda irá destinada a las víctimas.

Ban Ki-moon declaró a los periodistas, antes de subir al avión, que espera que los militares cumplan con su promesa de permitir la entrada de los cooperantes internacionales en las zonas devastadas del delta del río Irrawaddy.

"Mi sincera esperanza es que hagan honor a su compromiso, lo que tenemos todavía que ver", puntualizó el secretario general de la ONU.

Ban ki-moon consideró que las labores de asistencia humanitaria durarán al menos seis meses.

En la reunión de Rangún, la Unión Europea, que ya ha destinado a Birmania 72,5 millones de dólares (46 millones de euros), aprobó otra partida de 26,8 millones de dólares (17 millones de euros), mientras que China donó 11 millones de dólares (7 millones de euros) y Australia, 25 millones de dólares (15,2 millones de euros).

Filipinas ofreció 20 millones de dólares (12,7 millones de euros) y Corea del Sur, 2,5 millones de dólares (1,6 millones de euros).

Por su parte, Estados Unidos indicó que incrementará los 20,5 millones de dólares (13 millones de euros) que ya ha destinado a Birmania si la Junta cumple con su palabra.

Los militares birmanos se comprometieron el pasado viernes a permitir la entrada de los cooperantes en el delta, siempre que demuestren que su único fin es la reconstrucción de las zonas afectadas por el ciclón.

Más noticias de Política y Sociedad