Público
Público
Únete a nosotros

Ban Ki-moon insta a los libaneses a que superen sus diferencias y elijan a un presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó hoy a los libaneses a que superen las diferencias y elijan a un presidente dentro del plazo fijado, durante una visita a Beirut en un intento por desbloquear la crisis política que vive el Líbano.

En una declaración a la prensa a su llegada a Beirut, Ban apuntó que "es un imperativo que el Parlamento se reúna en el plazo previsto por la Constitución y sin intervención extranjera".

El próximo día 21, el Parlamento libanés tiene previsto reunirse para elegir al futuro presidente en una sesión, pospuesta anteriormente en tres ocasiones por la falta de consenso entre la mayoría y la oposición.

La convocatoria se celebrará tres días antes de que expire el mandato del presidente actual, Emile Lahud, prorrogado por tres años en 2004 a instancias de Siria.

"Es necesario que el presidente sea aceptado por todos los libaneses", recalcó el secretario general de la ONU, que está acompañado en su viaje por su enviado especial para Oriente Medio, Terje Roed-Larsen.

Tras su llegada, Ban acudió a entrevistarse con el presidente del Parlamento libanés, el chií Nabih Berri, que ha propuesto una iniciativa para elegir a un presidente consensuado entre las distintas fuerzas políticas del país.

El responsable de la ONU mantuvo además un encuentro con el dirigente de la mayoría parlamentaria, Saad Hariri, y rindió un homenaje a su padre, el ex primer ministro Rafiq Hariri, asesinado en un atentado en febrero de 2005.

Asimismo, se espera que durante su estancia en Beirut se reúna también con el primer ministro, Fuad Siniora; el patriarca maronita, monseñor Nasralá Sfeir; el líder de la oposición, Michel Aoun, así como con representantes del grupo chií Hizbulá.

En los últimos días, se han intensificado las visitas de líderes extranjeros que tratan de mediar para dar salida al estancamiento político que vive el Líbano.

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, visitó el Líbano esta semana, mientras que en los próximos días se espera la llegada de su colega italiano, Massimo D'Alema, para impulsar las negociaciones entre los diferentes partidos.

La actual crisis política del Líbano se inició en noviembre de 2006 con la dimisión de seis ministros de la oposición, cinco de ellos chiíes, y se ha agudizado en víspera de las elecciones presidenciales.

La Constitución libanesa establece que el presidente debe ser elegido con las dos terceras partes de los votos del Parlamento en una primera votación, y admite la mayoría absoluta en las siguientes votaciones.

Sin embargo, nunca en la historia del Líbano moderno se ha llegado a esta segunda posibilidad y los presidentes han salido elegidos siempre con mayorías iguales o superiores a los dos tercios.

Berri ha presentado una iniciativa consistente en la elección de un presidente consensuado por la mayoría antisiria y la oposición, liderada por Hizbulá y apoyada por Siria e Irán.

A cambio, la oposición estaría dispuesta a renunciar a la formación de un gobierno de unidad nacional en el que tenga derecho de veto.

Más noticias en Política y Sociedad