Público
Público

La banca de EEUU reserva 12.000 millones para pleitos

Fiscales de todos los estados investigan irregularidades en la ejecución de hipotecas bajo la dirección del Ministerio Público de Illinois

P. RUSIÑOL

La gran banca de inversión también afronta un horizonte legal muy caliente en EEUU: los principales bancos han reservado al menos 12.000 millones de dólares para afrontar eventuales pleitos, según ha informado The Wall Street Journal.

El periódico advierte de que los bancos "afrontan una montaña de denuncias" relacionadas con la crisis financiera, sobre todo por parte de inversores que se arruinaron tras comprar complejos derivados que se volatilizaron o relacionados con las hipotecas subprime, que se concedían sin ninguna garantía, y la posterior ejecución tras el estallido de la burbuja.

JP Morgan Chase es la entidad que más ha reservado para litigios

JP Morgan Chase ha provisionado 4.500 millones, Citigroup, 4.000; Goldman Sachs, 3.400; Bank of America, 1.500; Wells Fargo, 1.200, y Morgan Stanleny, 518.

La presión contra la gran banca tiene también una base de movimiento ciudadano: más de 10.000 personas se han organizado desde principios de febrero para espolear a los fiscales en su investigación sobre ejecuciones hipotecarias irregulares. Los 50 fiscales han abierto una causa al respecto que coordina el de Illinois.

Pese a no ser la entidad que más fondos ha reservado para pleitos, Goldman Sachs vuelve a estar en el ojo del huracán, también protagonista del macrojuicio en Nueva York contra el fundador del hedge fund Galleon Group, Raj Rajaratnam, en el que declaró como testigo el primer ejecutivo del banco, Lloyd Blankfein. Un exdirectivo, Rajat Gupta, está acusado de proporcionar información privilegiada.

Una demanda pide en Grecia investigar a Goldman Sachs por la deuda oculta

El año pasado, Goldman aceptó pagar 550 millones de euros para evitar una investigación sobre Abacus, el vehículo que construyó junto a uno de sus mejores clientes, el fondo Paulson & Co: diseñó un producto con créditos basura y lo colocó a clientes menos pudientes, que perdieron mucho dinero. Pero Paulson ganó mil millones apostando a la caída de un engendro diseñado para fracasar.

Goldman Sachs podría enfrentarse también a un caso peliagudo en Grecia si prosperan los intentos de enjuiciar la ayuda que prestó al Gobierno para ocultar déficit público con complejos derivados.

Un economista austriaco presentó una demanda en Atenas, que sigue viva, en la que exige responsabilidades porque este episodio fue el desencadenante de la crisis de la deuda soberana de la UE.

Pese al alud de litigios y demandas planteadas contra la gran banca de inversión estadounidense las víctimas de Madoff también apuntan a la gran banca por su connivencia, el nombramiento de William Daley, procedente de JPMorgan Chase, como jefe de Gabinete de Obama ha reforzado más aún la sensación de que la gran banca ha salido indemne de la crisis que tanto contribuyó a crear.

En un largo artículo publicado en marzo, ¿Por qué WallStreet no está en la cárcel?, la revista Rolling Stone explotaba de frustración porque nadie, salvo Bernard Madoff, está entre rejas pese a que "todos los grandes bancos y compañías financieras de Wall Street participaron de obscenos escándalos criminales que empobrecieron a millones y destruyeron billones de la riqueza mundial". Sí, leyó bien: el párrafo no lo publicó Granma, órgano del Partido Comunista cubano, sino Rolling Stone.

En el otro extremo está Islandia. El pequeño país europeo que quebró tras el estallido de la burbuja financiera tomó el año pasado dos decisiones insólitas: impulsó una exhaustiva investigación parlamentaria y, como consecuencia de ella, encarceló a cuatro banqueros y sentará en el banquillo al primer ministro que dirigió el festín.

Más noticias de Política y Sociedad