Público
Público

La banca nacionalizada no aplicará la reforma laboral en su ajuste

Bruselas niega que haya exigido a las entidades que los despidos sean con una indemnización de 20 días.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las entidades financieras nacionalizdas que ahora van a poner en marcha unos severos planes de ajuste, que implicarán reducciones de plantilla y cierre de oficinas, van a evitar aplicar la reforma laboral aprobada por el Gobierno que generaliza la indemnización de 20 días por año trabajado. La Comisión Europea ha negado que, para aprobar los planes de reestructuración del sistema financiero, haya exigido que los ajustes de plantilla sean con un despido de 20 días, según ha asegurado el comisario de Competencia, Joaquín Almunia. El comisario europeo ha evitado evaluar los despidos que se producirán en los bancos nacionalizados.  'Van a tener lugar, sin duda, pero estamos ante una pregunta que debe ser contestada por las autoridades españolas y las entidades afectadas', ha dicho.

Sin embargo, algunos medios apuntan que existe un pacto tácito entre Bruselas, el Gobierno y la banca para no aplicar la reforma laboral. Tal acuerdo, para el portavoz de Economía del grupo parlamentario de la Izquierda Plural y diputado de IU, Alberto Garzón,  es 'una perversidad extrema, es evidente indecente moralmente'. Para el diputado de IU, los despidos en la banca van a producir 'por imposición de un ente supranacional'. Tras recordar que, en ningún caso IU va a defender la aplicación de una reforma laboral que siempre ha rechazado, Garzón ha remarcado que hacer excepciones con los empleados de las entidades intervenidas es 'absolutamente injusto' para con el resto de trabajadores que están siendo enviados al paro por despidos objetivos.

Según el portavoz económico de IU, el Ejecutivo ha sellado este pacto con Bruselas como estrategia 'para minimizar el impacto que supone dar tanto dinero a entidades y a la vez despedir a trabajadores'. 'No puedes vender la idea de que estás salvando al sistema financiero porque solo estás salvando a una parte, los acreedores', ha comentado, recalcando que es 'una incongruencia' que el Gobierno no defienda la aplicación de la reforma laboral que él mismo impulsó.

No obstante, fuentes de la Administración han asegurado que 'no hay pacto alguno entre el Ministerio de Economía, el Banco de España, la Comisión Europea y el sector para no aplicar la reforma laboral a las entidades financieras en proceso de reestructuración'.

Los sindicatos han pedido que los recortes de personal y oficinas fijados por la Unión Europea para las entidades españolas nacionalizadas se lleven a cabo de la forma 'menos traumática posible'. Y creen que será posible por la posición de la Comisión Europea.

El secretario general de la Federación de Servicios de UGT, José Miguel Villa, ha asegurado que los sindicatos negociarán desde las posiciones más duras y contundentes que puedan.'Nuestra intención es reducir el impacto (de la reestructuración) tanto en personas como en oficinas y alcanzar 'las mejores condiciones en prejubilaciones'. Comfia-CCOO consideró, en una nota, que, de momento es imposible saber el impacto que tendrá el citado ajuste en términos de empleo, hasta no conocer el plan concreto para cada entidad. Sin embargo, las declaraciones de Almunia 'dejan la puerta abierta a la negociación' para encontrar fórmulas lo menos traumáticas posibles para los ajustes que puedan darse en las plantillas de las entidades afectadas. El sindicato afirma que la vigencia de los Convenios Colectivos firmados garantizan las condiciones laborales de las plantillas también en estas circunstancias.

Más noticias en Política y Sociedad