Público
Público

El banco afronta 2008 con "sólidas bases" de capital y liquidez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del BBVA, Francisco González, aseguró hoy ante la Junta de Accionistas, celebrada en Bilbao, que el banco afronta el año "con unas sólidas bases de capital y liquidez" y presumió que es probablemente "el banco más fuerte en la gran liga de nuestra industria".

"Es la hora de los bancos fuertes y bien gestionados, es la hora del BBVA", dijo González, quien aseguró que 2007, el año de su 150 aniversario, ha servido para marcar "grandes diferencias" con sus competidores, pese a que fue un año difícil por la crisis de las hipotecas de alto riesgo ("subprime").

González reiteró que el banco no tiene exposición alguna a productos relacionados con vehículos ABCP, "subprime", "monoline", SIVs, "conduits" ni a "ninguno de los términos exóticos" que han surgido últimamente.

En cuanto a la desaceleración económica que afecta a España, aseguró que "tiene recursos suficientes" para hacerle frente y añadió que "todos debemos unir esfuerzos para afrontar la recuperación".

González recordó que el grupo en 2007 ganó 6.126 millones de euros, un 29,4% más que el año anterior, cumpliendo todos sus objetivos, en un momento en que muchos bancos internacionales "han experimentado reducciones importantes de sus beneficios".

Se mostró convencido de que el BBVA será capaz de seguir creciendo en el nuevo entorno económico y señaló que una de las herramientas principales para ello será la implantación del Plan de Innovación y Transformación, que "tiene que llevarnos a fuertes crecimientos de los ingresos y a importantes mejoras de la eficiencia".

Además, valoró que, "sin hacer grandes fusiones ni megaadquisiciones, el BBVA ha ido ganando posiciones en la clasificación de los mayores bancos por valor en bolsa", ya que "en 2005 éramos el número 20 y ahora somos el once".

El consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, destacó que la entidad "se ha convertido en la mejor alternativa de inversión" gracias al crecimiento de los resultados de "alta recurrencia y la baja volatilidad, que han permitido generar valor".

En 2008, anunció, la entidad se centrará en la banca minorista, en "la potenciación en banca mayorista de un modelo basado en el cliente y en el reforzamiento de su modelo de negocio basado en la eficiencia y la rentabilidad con un estricto control del riesgo".

La Junta aprobó un dividendo, con cargo a 2007, de 0,733 euros por acción, un 15,1% superior al abonado un año antes, lo que supone una cifra total de 2.717.469.365,69 euros.

En la posterior ronda de intervenciones, los representantes de los sindicatos CCOO, UGT y CGT reclamaron a la dirección del banco que negocie con ellos la implantación del Plan de Innovación y Transformación, ya que, según explicaron, temen que conduzca a una importante externalización de servicios y a la precarización del empleo.

Se mostraron también en contra de las prejubilaciones "masivas", que supondrían, dijeron, un "derroche de talento y experiencia".

El secretario general de UGT en el banco, Sebastián Moreno, recordó al inicio de su intervención a Isaía Carrasco, el ex concejal socialista en Mondragón (Guipuzkoa) asesinado por ETA el pasado día 7.

González se mostró dispuesto a llegar a acuerdos con los sindicatos, siempre que asuman que el banco tiene que hacer frente a una competencia global, y aseguró que sus trabajadores disfrutan de unos salarios por encima de la media del sector.

En la ronda de preguntas intervino también el presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios Ausbanc, Luis Pineda, que acusó a González de pretender perpetuarse en el cargo mediante la "coacción" y reclamó la implantación de la figura del vicepresidente.

González recordó que Ausbanc fue excluido del registro de asociaciones de consumidores del Ministerio de Sanidad en 2005 y vinculó sus críticas a la decisión del banco de retirar la publicidad a la revista de la asociación.