Público
Público

"Está bien que el Banco de España pida sacrificio salarial, pero a todos"

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández De la Vega, cree que el PP “no ha sabido estar a la altura en los grandes temas de Estado”

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nueve días después de pasar por el quirófano a causa de una oclusión intestinal, ya estaba de regreso a su despacho de vicepresidenta primera del Gobierno para cerrar un pacto de tres años con los sindicatos de funcionarios. Aunque la baja médica habitual tras una operación quirúrgica de ese tipo es de un mes, rechaza María Teresa Fernández de la Vega que los políticos sean de la pasta de los toreros: 'Somos como el resto de los ciudadanos. Lo que pasa es que a veces hay situaciones que exigen un pequeño esfuerzo y éste merecía la pena. Ha sido el acuerdo más importante que se ha producido en el marco del diálogo social y va a servir también para modernizar la Administración Pública'.

'Es bastante escandaloso que se den pensiones astronómicas como en el BBVA'

Durante cinco años compartió el rango de vicepresidente con Pedro Solbes. ¿Lo echa de menos?

Pedro es una persona a la que conocía desde hacía muchísimo tiempo y con la ya que había trabajado antes. Hemos compartido, discutido, discrepado, acordado Le tengo muchísimo afecto, respeto y consideración.

Él ha dicho que se fue porque no estaba dispuesto a avalar el cambio de la política económica.

'La reforma impositiva va a exigir un esfuerzo mayor a quien más tiene'

La amistad no está reñida con la discrepancia y en este caso discrepo de forma absoluta.

Ahora que hay otros dos vicepresidentes, ¿se siente igual de cómoda?

Sí. Somos un equipo que lidera el presidente Zapatero. Elena Salgado ya estaba en el Gobierno y con Manolo Chaves he trabajado en otros ámbitos desde hace muchísimo tiempo. Por lo tanto, es muy fácil hacer equipo y me siento muy a gusto.

'El Gobierno discrepa de las previsiones del FMI para España en crecimiento y paro'

Se dice que Zapatero ha arrasado con la vieja guardia. ¿Se siente usted un islote en el Gobierno?

No, para nada. El presidente ha contado con todas las personas que ha considerado al margen de su pertenencia a una etapa. Yo soy un buen ejemplo y me siento completamente integrada con la nueva generación que lidera no sólo el Gobierno, sino también el partido.

Usted ha formado parte de todos los equipos de Zapatero. ¿Atraviesa el Gobierno su peor momento?

'La telaraña de Gürtel es cada vez mayor y la investigación judicial no acaba en Valencia'

Pues no. Desde luego que no. Lo que ocurre es que estamos viviendo una situación, no sólo a nivel nacional sino internacional, de especial dificultad por la crisis económica. Dificultades, sí; peor momento desde el punto de vista político, no. Hicimos y hacemos una política coherente.

¿Fue peor momento el del Estatut de Catalunya?

Fue distinto, pero tampoco un mal momento. Hubo un debate muy importante porque fue el momento de consolidación de nuestro Estado de las Autonomías. La discusión fue intensa porque era el primer Estatuto de segunda generación y con el PP haciendo, como ahora, una oposición bastante destructiva. Después vinieron las reformas de otros estatutos, con incorporaciones muy similares a las del Estatut, pero ya no hubo tanto debate porque afectaban a otros territorios donde el PP las quería avalar. El debate estuvo sobredimensionado en algunos aspectos porque el PP no ha sabido estar a la altura en los grandes temas de Estado.

'Si ha habido algún fallo de comunicación del Gobierno, ha sido puntual'

Son recurrentes las críticas a que el Gobierno no comunica todo lo bien que debería. En su calidad de portavoz, ¿asume esa crítica?

Si ha habido algún fallo de comunicación, ha sido más puntual que otra cosa. Por supuesto que todo se puede mejorar, pero creo que es una apreciación derivada más de la difícil situación general que vivimos que de la comunicación.

El presidente dijo recientemente que 'dos editoriales y tres tertulias' no iban a cambiar su línea política. ¿Se siente el Gobierno mediáticamente solo?

'El PP no ha sabido estar a la altura en los grandes temas de Estado'

No. En absoluto.

¿Poco acompañado?

No. Los medios de comunicación desempeñan su papel y el Gobierno respeta las posiciones críticas. Lo ha hecho siempre, con escrupuloso respeto.

La situación económica

El Fondo Monetario Internacional vaticina que España será la única gran economía que no saldrá de la recesión este año. ¿Comparte el Gobierno este pronóstico?

Estamos en el buen camino para salir de la crisis. El Gobierno sigue pensando que la caída del PIB va a ser del 0,3% y no del 0,7%, como dice el FMI. También discrepamos de su previsión sobre el paro.

¿No sobrepasará el 20%?

Nuestra previsión es del 18,9% y que en el segundo semestre de 2010 empezaremos a crear empleo.

¿Se confundió Zapatero cuando dijo que la peor tasa de paro con él nunca superaría la mejor de Aznar?

No. Con Aznar alcanzó unas cuotas muy importantes y no estábamos viviendo la crisis de ahora.

El presidente aseguró que la subida de impuestos recaería principalmente sobre las rentas altas, pero parece que hay unanimidad en que son las clases medias los que tendrán que hacer un mayor esfuerzo.

Nosotros somos coherentes con nuestro modelo en la política económica que estamos impulsando. El Presupuesto es austero, incide en mantener y ampliar la protección social para favorecer a las familias que viven en peor situación, para mantener las ayudas a la dependencia, para mantener y elevar el poder adquisitivo de las pensiones mínimas, para reactivar el empleo y la economía. Para eso hace falta un gran esfuerzo colectivo y hay una reforma impositiva que va a hacer que sea mayor el esfuerzo de las personas que más tienen y menor el de las que menos tienen. No se va a tocar el IVA reducido, que afecta a los productos de primera necesidad, y la modificación que se hace sobre las rentas de capital va a penalizar a los que tienen más renta. Por lo tanto, el esfuerzo es de todos y tendrá que hacer un sacrificio un poco mayor quien más tiene. En todo caso, la presión fiscal va a ser menor de la que había en 2004.

La vicepresidenta económica dijo que no sabe muy bien dónde está la frontera entre ricos y no ricos. La pensión vitalicia que va a recibir el hasta hace unos días consejero delegado del BBVA parece un buen indicador.

Sobrepasa esas cuantías... En ese asunto hay dos aspectos. Uno, ante el que no tengo nada que decir, es el que se refiere a las decisiones que adoptan las entidades privadas y de las que tendrán que responder ante sus accionistas. El otro aspecto es lo que eso significa en cuanto a la escala de valores morales de una sociedad, tanto desde un punto de vista individual como colectivo, y es evidente que en orden a esa escala de valores no es nada edificante que se den esas cifras astronómicas en un momento en el que hay tanta gente pasándolo mal. Es una opinión compartida prácticamente por todos los líderes políticos. Ahí están las sugerencias sobre los bonus, que se dan con excesiva alegría a determinados directivos.

Y el Gobierno, que respaldó con dinero a las entidades financieras, ¿no puede hacer algo?

El Gobierno no puede intervenir en decisiones que se toman en el ámbito privado. Otra cosa es que en los foros internacionales se puedan establecer criterios que sean respetados por todos para tratar de evitar situaciones de esta naturaleza. Lo que ha hecho el Gobierno es congelar los sueldos de los altos cargos y alcanzar un acuerdo de contención clara en la función pública. Eso es lo que debe servir de ejemplo a las entidades privadas. En un momento de dificultad, parece bastante escandaloso hablar de este tipo de retribuciones.

Y, ¿no cree que añade escándalo al escándalo que, mientras, el Banco de España insista en pedir moderación salarial?

Pues sí, es bastante escandaloso. La verdad es que no es muy coherente. Está bien que se pida sacrificio, pero a todos. En un momento de dificultad, el esfuerzo ha de ser colectivo, pero también ha de ser mayor por parte de quien está en mejores condiciones para hacerlo.

Se dice que estos Presupuestos tienen un fuerte sesgo ideológico. Con esa premisa, ¿sería coherente pactarlos con el PNV y con ERC?

Es completamente compatible. Son unos Presupuestos sociales. De cada dos euros, uno se invierte en prestaciones sociales. Eso puede ser compartido por la inmensa mayoría y espero que sea compartido.

¿A pesar de la reforma fiscal?

A pesar de la reforma fiscal y por la reforma fiscal. Hemos hecho unos Presupuestos que son austeros y de responsabilidad social, que tienen como objetivo mantener la cohesión social. Y no olvidan la inversión productiva para volver a recuperar la creación de empleo.

El PNV exige el blindaje del Concierto vasco para empezar a negociar. ¿Es asumible?

Es un tema que hemos tratado en muchísimas ocasiones con el PNV. Lo que se plantea es dar certidumbre a las normas fiscales, que en el País Vasco emanan de las Juntas Generales y no del Parlamento. Eso significa que esas normas no tienen rango de ley, sino de ordenanzas y de reglamentos, y que, por tanto, son susceptibles de ser cuestionadas ante los tribunales, anuladas o declaradas inaplicables. Para dar certidumbre a las relaciones económicas que se rigen por esas normas, se trata de buscar una solución que desde el punto de vista jurídico-constitucional es complicada. Hay varias soluciones. Una es modificar la ley orgánica del Tribunal Constitucional, pero hay otras vías desde el punto de vista de la ley de lo contencioso-administrativo y las estamos explorando.

El pesquero secuestrado

El secuestro de un pesquero cerca de Somalia ha desatado un aluvión de críticas de la oposición, con el PNV a la cabeza. ¿Puede enturbiar esto la negociación?

Estoy segura de que no. En todo caso, lo realmente importante en este momento es que se produzca la liberación de los pescadores, cuanto antes y en las mejores condiciones.

¿Está el Gobierno dispuesto a pagar rescate por la liberación?

El Gobierno, ningún Gobierno, cede a las exigencias de los delincuentes.

Gürtel y el Partido Popular

Cuando existe un detalladísimo informe policial que apunta a una posible financiación ilegal del PP, ¿le parece jurídicamente aceptable que sea desestimado por un tribunal como el Superior de Valencia?

En el plano judicial, el Gobierno lo único que tiene que decir es recordar que la investigación la dirigen los jueces y pedir respeto a sus tiempos y decisiones, porque es algo que a veces se trata de instrumentalizar aunque esto lo sabe el PP y lo sabe todo el mundo. Desde el punto de vista político, cada día que pasa se pone más de manifiesto que el PP está haciendo de todo, lo posible y lo imposible, para tratar de huir de este caso que cada vez aparece más como una maraña de corrupción. Para el PP no parece que haya ningún límite y no se pueden extender sombras de duda sobre todo. Hasta se sugiere cambiar la legislación. Lo único que no hace el PP es lo que debería hacer y es exigible políticamente: dar explicaciones ante una telaraña, insisto, cada vez mayor. Cada vez aparecen más presuntas responsabilidades del PP en esa trama.

Pero que un informe policial no se investigue por el juez

Es que el procedimiento no está terminado

Pero el Tribunal Superior de Justicia de Valencia

es una instancia y hay otras, como el Tribunal Supremo. El procedimiento no acaba en Valencia.

Si se demuestra que ha habido financiación irregular en Valencia, y también hay indicios serios en Madrid, ¿la asunción de responsabilidades políticas debería alcanzar a Rajoy?

Eso habrá que verlo en su momento y tendrá que determinarlo el PP. Vamos a esperar al resultado de la investigación y a las decisiones judiciales.

Como jurista, ¿tiene alguna duda de que el juez Juan Luis de la Rúa debería haberse inhibido por su amistad con Camps?

No voy a opinar sobre un tema que todavía está sub júdice. Repito que el caso Gürtel está sin terminar.

Al inicio del curso político pidió a Mariano Rajoy que bajara del monte. ¿Dónde lo ve ahora?

Yo creo que sigue allí, más o menos.

¿Hay ya fecha para la entrevista del presidente con el líder de la oposición?

En este momento, no. Pero creo que será cuestión de días.

Por cierto, ¿ve en 2012 a una mujer como candidata del PSOE a la Presidencia del Gobierno?

Yo espero que sea el presidente Zapatero. Si fuera por mí, desde luego sería el presidente Zapatero. Pero eso lo tienen que decidir el PSOE y el propio presidente.

Más noticias en Política y Sociedad