Público
Público

El Barça dirimirá con el Schalke el pase a semifinales de la Liga de Campeones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Barcelona eludió a los equipos ingleses en los cuartos de final de la Liga de Campeones y se jugará contra el Schalke 04 alemán el pase a semifinales en las que, en caso de llegar, se encontrará con el Roma italiano, el equipo que eliminó la semana pasada al Real Madrid, o el Manchester.

La mano del ex portero ruso Rinat Dasaev, embajador de la final de esta temporada que se jugará el 21 de mayo en Moscú, trajo suerte al equipo de Frank Rijkaard, que quedó emparejado con uno de los rivales más accesibles del bombo y novato como cuartofinalista en esta competición.

El Schalke 04, quinto de la liga alemana a 12 puntos del líder, Bayer Múnich, ha logrado acceder a cuartos como segundo del grupo B, tras el Chelsea, y después de derrotar al Oporto en octavos con un inolvidable partido de vuelta en Portugal, resuelto en los penaltis.

Uno de los artífices de la victoria de los alemanes, que ganaron por la mínima en su casa y encajaron un gol en Oporto, fue el portero Manuel Neuer, que detuvo dos de las tres penas máximas que le lanzaron los portugueses.

La eliminatoria Schalke-Barça, que será un duelo inédito y se decidirá con el partido de vuelta en el Nou Camp, quedó emparejada para los cruces de semifinales con la que mantendrán Roma y Manchester United, que repiten enfrentamiento de la temporada pasada.

Si el Barcelona se clasifica para semifinales tendrá que jugar el choque de vuelta en el campo del ganador de la eliminatoria entre italianos e ingleses, que ganaron el título europeo en la temporada 1998-99.

La campaña pasada el Manchester superó al Roma con un contundente 3-8 al final de una eliminatoria saldada con una victoria italiana en su campo por 2-1 en la ida y solventada con el 7-1 en Old Trafford de los de Alex Ferguson, eliminados después en semifinales por el Milán, último campeón.

El Manchester vuelve a presentarse como favorito para superar a los pupilos de Luciano Spalleti, verdugos del Real Madrid hace unos días, que tendrán que jugarse todo otra vez en campo inglés.

Los otros cuartos de final depararán un duelo ingles, inédito hasta ahora en Liga de Campeones, entre Arsenal y Liverpool, y el a priori descompensado Fenerbahce-Chelsea, en la primera aventura del equipo turco en esta fase.

El Arsenal, segundo del grupo H tras el Sevilla y artífice de la eliminación del Milán, último campeón, en octavos, tendrá una nueva oportunidad de llegar a las semifinales, en las que estuvo hace dos campañas cuando disputó y perdió la final frente al Fútbol Club Barcelona en 2006.

El equipo de Rafa Benítez, subcampeón hace un año y ganador en la temporada 2004-2005, acaba de eliminar al Inter en octavos, en los que se metió como segundo del grupo A detrás del Oporto.

En las tres temporadas anteriores ha llegado dos veces a semifinales. En la campaña 2004-2005, cuando derrotó al Juventus en cuartos y después al Chelsea para llegar a la final, para hacerse con el título. La otra fue el año pasado cuando se impuso al PSV en cuartos y después al Chelsea, otra vez para jugar la final que perdió con el Milán.

Por su parte el Chelsea tiene otra ocasión para encarar una final que nunca ha jugado, después de superar al Olympiacos en cuartos y emparejarse con los turcos del Fenerbahce, que forzaron la prórroga y superaron por penaltis al Sevilla, campeón de las dos últimas Copas de la UEFA.