Público
Público

El Barcelona pone pie y medio en la Final a Cuatro pero se aleja peligrosamente el Ciudad Real

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Barcelona-Borges ha dejado sellado prácticamente su billete para la Final a Cuatro de Colonia, al imponerse por un contundente 33-27 al Veszprem húngaro, un billete que parece más caro que nunca para el Ciudad Real, el vigente campeón, tras caer por cuatro goles (26-22) en su visita a la pista del Hamburgo alemán.

Contagiado por el espíritu del "dream team", en una jornada en el que el barcelonismo rindió homenaje al central Xavier O' Callaghan, el conjunto catalán no dio la más mínima opción al equipo húngaro, que se convirtió en la enésima víctima de la magia que destila la pista azulgrana en la competición continental.

Un Palau Blaugrana que deberá reservar un sitio, tras actuaciones como la de hoy, para la camiseta del extremo Juanín García, que con sus trece goles fue determinante en un triunfo azulgrana, que no parecía tan claro llegado el descanso.

Y es que el leonés, que ya había cerrado el primer tiempo con siete goles en su casillero, se encargó junto con el portero bosnio Danjel Saric de disparar los dos goles de ventaja (17-15) con los que se marchó el Barcelona al receso, hasta los inalcanzables seis tantos (33-27) con se cerró el marcador final.

Una renta que coloca a los de Xavi Pascual, que este año ya han demostrado su fortaleza en torneos cortos con sus triunfos en la Supercopa, Copa del Rey y Copa ASOBAL, con pie y medio en la "Final Four" de Colonia, una cita en la que si quiere estar el Ciudad Real deberá protagonizar una gesta ante el Hamburgo.

Una difícil misión, aunque no imposible para el conjunto manchego, que ya el pasado año fue capaz de remontar en el Quijote Arena los cinco goles de desventaja (39-34) con los que afrontó el partido de vuelta de la final de la Liga de Campeones ante otro conjunto alemán, el Kiel.

Aunque para ello, los de Talant Dujshebaev deberán tener la serenidad de la que carecieron hoy en el O2 World, donde tras reducir a tan sólo dos goles (21-19), los siete de ventaja (17-10) de los que llegó a gozar el Hamburgo al inicio del segundo período, el Ciudad Real volvió a sumirse en la precipitación.

Unas prisas que se encargó de acentuar la impresionante actuación del meta sueco del conjunto teutón Per Sandstrom, un auténtico muro para el equipo español, como demuestran las diecinueve paradas del portero escandinavo, incluidas tres a lanzamientos de penalti.

Cifras que hicieron pasar inadvertido el no menos espectacular encuentro del cancerbero hispano-serbio Arpad Sterbik, que junto con el francés Luc Abaló, máximo goleador de los manchegos con sus siete tantos, impidieron que el Ciudad Real perdiese hoy algo más que su primer partido en la presente edición de la Liga de Campeones.

Un torneo en el que el lateral del Kiel alemán, el checo Filip Jicha, elegido mejor jugador del pasado Europeo de Austria 2010, se ha empeñado en revalidar el título de máximo goleador de la competición.

Tal y como evidenció hoy en el SAP Arena de Mannheim, donde el centroeuropeo protagonizó un vibrante duelo con otro de los grandes "cañoneros" del panorama continental, el polaco del Rhein-Neckar Lowen Karol Bieleckei.

Duelo, que pese a que numéricamente se decantó a favor del polaco, autor de diez goles por los "tan sólo" ocho del checo, salió victorioso Filip Jicha, que dio el triunfo al Kiel (28-29) al materializar los tres últimos ataques de los de Alfred Gislason

Una victoria a domicilio que pone al Kiel, finalista en las dos últimas ediciones de la Liga de Campeones, a un paso de la cita de Colonia.

Allí también confían en estar el Chekhovskie ruso y el Montpellier francés, que se medirán el próximo miércoles, 28 de abril, en territorio ruso, como consecuencia del caos aéreo provocado por la nube de ceniza volcánica procedente de Islandia.

Más noticias en Política y Sociedad