Público
Público

Un barcelonés se prepara para dar la vuelta al mundo en bicicleta eléctrica

EFE

Guim Valls Teruel, un barcelonés residente en Pekín, se ha propuesto dar la vuelta al mundo en bicicleta eléctrica, un viaje que durará más de tres años y con el que quiere promocionar el uso de este transporte alternativo tan popular en la capital china.

Valls, antiguo director comercial de un restaurante español en Pekín, el "Mare Nostrum", ha decidido dar un giro de 360 grados en su carrera profesional e iniciar un periplo que espera iniciar el próximo mes de mayo en la capital china y finalizar en 2012 en Londres, ciudad que entonces hereda el honor de ser sede olímpica.

"La idea surgió primero como un proyecto personal, pero me gusta trabajar, necesito hacer algo, así que quiero darle resonancia mediática para darle vida", cuenta a Efe Valls, un emprendedor que se confiesa "loco" pero sabe convencer a los que le escuchan de la cordura de este viaje.

Según él, la bicicleta eléctrica es un medio de transporte olvidado en países como España, mientras en China es cada día más y más popular y es una magnífica idea para moverse por la urbe: "Teniendo una bici silenciosa es una tontería comprarse una moto", asegura el barcelonés, que considera este vehículo "el mejor invento que he tenido".

De ahí la idea de un viaje para promocionar este transporte, en etapas de unos 100 kilómetros diarios y cuyo itinerario aún está por ajustar, ya que no todos los países permiten la circulación de estos vehículos.

Aunque ya se sabe que probablemente recorrerá Asia Oriental, Oceanía, India, Oriente Medio, el Mediterráneo (incluyendo España), Latinoamérica y Estados Unidos.

Valls tiene ya ha creado una web para ir contando los progresos de su proyecto (electricbicycleworldtour.com) y trabaja para conseguir patrocinadores, entre ellos firmas de placas solares para que su viaje sea aún más ecológico y la bici pueda recargarse sin necesidad de enchufes.

"Y si hay que pedalear, se pedalea", cuenta Valls a la hora de imaginar su periplo, en el que irá cambiándose cíclicamente entre el hemisferio norte y el sur para huir de los inviernos que alternativamente tiene cada mitad del planeta.

El viajero también proyecta filmar sus viajes en vídeo para ofrecerlos en su web, y grabar proyectos solidarios en algunos lugares que se visite bajo el lema "un kilómetro, una ayuda", iniciativas a las que promete dar cabida en su página de internet.

Más noticias de Política y Sociedad